Pandilla exige el mismo método que se usó con Al Capone, según Sessions

Esta organización criminal enfrentará delitos similares a los de las familias italianas de mafia.
Enlace copiado
Enlace copiado

El fiscal general de Estados Unidos y titular del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), Jeff Sessions, anunció ayer que las autoridades emplearán “cualquier ley existente” con el objetivo de desmantelar a la Mara Salvatrucha (MS-13).

“Así como sacamos a (el mafioso) Al Capone de las calles con nuestra legislación fiscal, utilizaremos cualquier ley a nuestro alcance para sacar a la MS-13 de nuestras calles”, advirtió Sessions, quien acusó a los pandilleros de amenazar la vida de las familias en todos los barrios “que infesta”.

La lucha contra las pandillas es una de las principales prioridades del gobierno de Trump, que en septiembre logró que la Cámara de Representantes autorizase al Ejecutivo a deportar, detener y negar la entrada al país a quienes han sido condenados por pertenecer a una pandilla o que simplemente son sospechosos de ello.

Las operaciones criminales de esta pandilla en Nueva York terminaron de activar todas las alarmas. Dos adolescentes fueron asesinadas en Long Island con lujo de barbarie.

Desde este año pesa sobre al menos una docena de pandilleros MS-13 delitos similares a los que enfrentó la mafia.

El proceso más sonado por crimen organizado en Nueva York duró más de 20 años y terminó en 1985. Rudolph Giuliani, que era entonces fiscal, anunció la victoria judicial sobre “los padrinos” de la mafia italiana que durante años sembró el terror.

Nueve miembros de las “cinco familias”, como se conocía a la banda, fueron procesados por un jurado federal acusados de participar en delitos de crimen organizado, similares a los que ahora enfrentan los pandilleros de la MS-13.

Lee también

Comentarios

Newsletter