Lo más visto

Más de Departamento 15

Promueven vínculo con salvadoreños en Estados Unidos

Banco Agrícola se reunió con comunidades del área de Washington, D. C. con las que han ejecutado proyectos educativos.
Enlace copiado
Beneficiarios.  Manos Unidas por El Salvador ha llegado ya a 80 municipios de El Salvador, con un alcance para 180,000 beneficiarios. Conecta a compatriotas en EUA con su país.

Beneficiarios. Manos Unidas por El Salvador ha llegado ya a 80 municipios de El Salvador, con un alcance para 180,000 beneficiarios. Conecta a compatriotas en EUA con su país.

Promueven vínculo con salvadoreños en Estados Unidos

Promueven vínculo con salvadoreños en Estados Unidos

Enlace copiado
Ampliar la colaboración con los salvadoreños en el exterior, principalmente Estados Unidos, en otras áreas como proyectos productivos es una de las apuestas del Banco Agrícola, en el marco de su programa Manos Unidas por El Salvador.

La institución desarrolla desde 2004 su principal programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) colaborando en proyectos educativos con asociaciones de compatriotas en Estados Unidos.

A la fecha, la empresa ha invertido cerca de $4 millones para financiar dos tercios de proyectos que las comunidades en el extranjero escogen en El Salvador. Entre estos están infraestructura escolar, centros de cómputo, bibliotecas, laboratorios de ciencias y salones de usos múltiples.

Para escuchar directamente las necesidades, inquietudes y los deseos de los representantes de esas asociaciones con las que colaboran en Manos Unidas, el presidente de Banco Agrícola, Rafael Barraza, se encuentra en el área metropolitana de Washington, D. C.

Barraza participó anoche en el Cuarto Encuentro con Comunidades Salvadoreñas en el Exterior, celebrado en Springfield, Virginia, al que asistieron más de 200 connacionales.

“Creo que todos compartimos esa opinión, que los salvadoreños en el exterior pueden jugar un rol muy importante en el desarrollo del país con su contribución a las comunidades de donde son originarios, pero también con su ejemplo de perseverancia y trabajo”, dijo el ejecutivo.

En un encuentro previo el miércoles en la noche, Barraza se mostró interesado en preguntar a líderes comunitarios las razones por las que ayudan a sus lugares de origen u otras regiones en El Salvador.

“Hay salvadoreños que se vinieron hace 15 años y todavía tienen un vínculo fuerte con el país. Como banco, entender esa pasión por el país es la fuente para lograr transformar las comunidades. Por eso quería entender cómo es posible que a miles de kilómetros de distancia todavía exista ese cariño, esa necesidad”, comentó.

Una de las peticiones fue incorporar a Manos Unidas otros componentes, como proyectos productivos y enseñanza de oficios que permitan a los jóvenes estudiantes beneficiarios incorporarse a empresas o emprender un negocio.

“Creo que es interesante la propuesta y responde a una necesidad económica y que mientras los jóvenes no encuentren una respuesta económica a sus aspiraciones, pues van a buscar emigrar u otras maneras de sobrevivir que no necesariamente son las mejores”, comentó.

Una de las ideas del encuentro de anoche, adelantó Barraza, es involucrar a jóvenes salvadoreños nacidos en Estados Unidos para que los vínculos con el país de sus padres no se rompa.

“Estamos preocupados por lo que va a pasar con la generación de aquellos que nacieron en Estados Unidos. Lo que estamos viendo es la transformación del concepto de que salvadoreño es el que nace en el país al concepto de que es salvadoreño aquel que se siente así por sus raíces, por su identidad”, valoró.

Lee también

Comentarios