Punto por punto del plan presupuestario de Trump contra indocumentados

El plan solicita fondos para ampliar los centros de detención y la persecución de inmigrantes.
Enlace copiado
Foto de ICE

Foto de ICE

Enlace copiado

La Administración Trump envió este lunes al Congreso una solicitud presupuestaria para el año fiscal 2019 que incluye $23,100 millones para el muro y el reforzamiento de la seguridad en la frontera y al interior de EEUU y que, de ser aprobada, incrementará la persecución de inmigrantes indocumentados.

En su más de 150 páginas, el documento delinea las prioridades del presidente Donald Trump para todas las agencias federales, y hace hincapié en los fondos para defensa, realiza profundos recortes a diversos programas de cobertura médica y beneficencia pública, y elimina 22 agencias o programas federales, incluyendo ayuda exterior.

El monto total solicitado para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), de poco más de $45,000 millones, representa un incremento de $3,400 millones, o un aumento del 7,8% sobre los niveles del año fiscal 2017.  El Congreso tendrá la última palabra en torno al monto y distribución de fondos.

En total, la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (CBP) recibiría $14,200 millones, y la Oficina de Inmigración y Aduanas, $8,300 millones, un incremento para ambas del 22% sobre el nivel del año fiscal 2017.

El plan continúa el combate a las ciudades “santuario” al permitir que los departamentos de Justicia y Seguridad Nacional puedan condicionar cierta ayuda a entidades que cooperen con los agentes federales en la aplicación de las leyes migratorias.

A continuación, una lista de los principales elementos del presupuesto para el DHS:

  • $1,600 millones para construir parte del prometido muro fronterizo
  • $782 millones para la contratación de 2,700 agentes de la CBP y ICE.
  • $2,700 millones para arrestar a diario a hasta 52,000 inmigrantes indocumentados, un incremento del 25% sobre 2017.
  • $183 millones para uso de aviones para rastrear los cruces ilegales en la frontera y apoyar las operaciones de arresto.
  • $686 millones para la deportación de inmigrantes indocumentados criminales.
  • $2,200 millones para inversiones en tecnología de punta para la vigilancia fronteriza, de los cuales $182 millones se destinarían para la instalación de más torres, radares, cámaras y sensores, especialmente en zonas de alto riesgo.
  • $149 millones para más estaciones, vehículos y equipos de telecomunicaciones para la Patrulla Fronteriza.
  • $563 millones para contratar a 75 jueces y equipos jurídicos para reducir los atrasos en los tribunales de inmigración.
  • $131 millones para expandir el uso obligatorio del programa federal “E-Verify”, para impedir la contratación de trabajadores indocumentados. Hasta ahora solo los estados de Alabama, Arizona, las Carolinas del Norte y el Sur, Georgia, Louisiana, Mississippi, Tennessee y Utah lo exigen para las empresas.
  • $815 millones para reforzar las medidas para la ciberseguridad.
  • El plan propone un aumento del 10% en las cuotas de trámites migratorios, y un aumento del 35% en las multas a empresas que empleen a inmigrantes indocumentados.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter