Lo más visto

Más de Departamento 15

“¿Qué voy a hacer ahora? ¿Cómo voy a decirles que tengo que irme?”

Ellos han acudido 11 veces a registrarse ante el Servicio de Inmigración (USCIS, en inglés), de modo que el Gobierno federal tiene todos sus datos personales.
Enlace copiado
Los niños ciudadanos tendrían que quedarse sin sus padres.

Los niños ciudadanos tendrían que quedarse sin sus padres.

Enlace copiado

Los inmigrantes salvadoreños con Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) han vivido en Estadis Unidos por un promedio de dos décadas, tiempo en el que se han esforzado y ahora la gran mayoría tiene uno o hasta dos trabajos.

 

Ellos han acudido 11 veces a registrarse ante el Servicio de Inmigración (USCIS, en inglés), de modo que el Gobierno federal tiene todos sus datos personales. Muchos ya no tienen familia o bienes en El Salvador y se preguntan qué va a pasar con sus parientes en Estados Unidos si ellos se ven obligados por las circunstancias a salir de la nación del Norte.

 

Activista: Fin de TPS podría provocar crisis humanitaria en El Salvador

“Mi esposa es una ciudadana estadounidense al igual que mis hijos. También crié a mi primo porque su madre fue deportada cuando era joven”, contó el salvadoreño Cristian Chávez Guevara, tepesiano radicado en Houston, Texas en una llamada telefónica publicada por la organización America’s Voice

 

“Siéntanse seguros, nadie los puede perseguir en este momento”: canciller Martínez

 

Su esposa y sus hijos son ciudadanos estadounidenses. Él crió a su primo cuando su madre fue deportada. Ahora él solo se pregunta: “¿Qué voy a hacer ahora? ¿Cómo voy a decirles que tengo que irme?”.

El connacional reflexiona en que “He estado viviendo una vida normal durante 17 años, pagando impuestos y trabajando. Recibí capacitación en informática y he estado trabajando en ese campo desde que tenía 21 años. He sido responsable y he aprendido la industria. He hecho lo que un inmigrante debería hacer”.

273,000 jóvenes en limbo si termina TPS

La mayor parte de salvadoreños con TPS trabajan en áreas de construcción, industria, restaurantes, y bienes y servicios. A Estados Unidos le costaría millones perder a estos trabajadores. Pero eso no importó este lunes cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) anunció que el TPS de El Salvador (otorgado en 2001) terminará el 9 de septiembre de 2019.

Será el Congreso el que tenga que buscar una solución para regularizar el estatus antes de esa fecha. Si no se logra, salvadoreños como Guevara tendrán que regresar a El Salvador, dejando atrás a su vida y a toda su familia.

Termina una era para 190,000 salvadoreños

“Es difícil llegar a esta situación ahora después de 17 años con una vida normal. Amo a este país, queremos continuar nuestras vidas aquí”, afirma.

La última prórroga, aún activa, fue extendida por el Gobierno del expresidente Barack Obama en 2016 y vence el 9 de marzo de 2018. El TPS, por naturaleza, es un beneficio de alivio migratorio creado en 1990 y es de caracter estrictamente temporal. No conlleva por sí solo a una ciudadanía o residencia permanente. 

Es por esto, que ahora regularizar el estatus depende del Congreso.  

 

 

Lee también

Comentarios