Lo más visto

Redada en Iowa separa decenas de familias, incluso salvadoreñas

La redada en Iowa ocurrió justo diez años después del mayor operativo en un centro de trabajo de Estados Unidos. Activistas estiman que podrían ser más los detenidos. 
Enlace copiado
La empresa fue allanada por ICE y autoridades locales.

La empresa fue allanada por ICE y autoridades locales.

Enlace copiado

32 trabajadores indocumentados vieron sus vidas y las de sus familias sacudidas luego de que autoridades locales y federales realizaran este 10 de mayo una redada en una fábrica de concreto ubicada en Mt. Pleasant Iowa. Entre el total de inmigrantes arrestados hay al menos dos de origen salvadoreño, dijo el periódico de Los Ángeles, La Opinión. 

Medios locales dijeron que 22 inmigrantes eran de Guatemala, 7 mexicanos, y uno hondureño.  

Iowa Citizens for Community Improvement dijo a La Opinión que Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) no entregó ninguna lista con detalle de personas arrestadas, por lo que los activistas tuvieron que ir preguntando a cada persona si les faltaba un familiar. 

Reportes de la Prensa Asociada ya han denunciado en el pasado que ICE no está detallando ni el estatus migratorio, ni las identidades de los inmigrantes a los que ha detenido en diferentes operativos. 

ICE dice que esto es para resguardar las identidades de las personas. 

La misma organización dijo que cuando los oficiales llegaron a la fábrica comenzaron a pedir sus papeles a los trabajadores.  

A principios de abril pasado, 97 inmigrantes fueron detenidos en un frigorífico en Morristown, en una zona rural de Tennessee.

Esto ocurrió a diez años exactamente del mayor operativo de inmigración en un centro de trabajo en la historia reciente de Estados Unidos. 

La localidad de Postville aún se resiente de lo ocurrido, que tuvo consecuencias dramáticas para centenares de familias y además dejó a la zona sin su mayor empleador.

El lunes 12 de mayo de 2008, los 2,400 habitantes que por entonces tenía Postville (Iowa) y los de localidades vecinas escucharon un inusual ruido de sirenas, patrulleros, camiones militares, autobuses y helicópteros llegando hasta Agriprocessors, el frigorífico local, en el que trabajaban unas 900 personas.

Tags:

Lee también

Comentarios