Lo más visto

Más de Departamento 15

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

“Cuando llego a cubrir eventos, muchos italianos me preguntan ¿Rosy, dónde queda El Salvador? ¿Cuál es el platillo típico de ustedes?
Enlace copiado
Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Rosy, la periodista salvadoreña que busca las historias de migrantes en Italia

Enlace copiado
Desde que inició sus estudios universitarios, Rosy Figueroa tenía claro que su meta era mostrar al mundo la cultura salvadoreña.

Pronto, Rosy tocó puertas y comenzó a trabajar en revistas de carácter cristiano y cultural, empleo que alternaba con sus obligaciones académicas. “Siempre he crecido con la convicción que los salvadoreños tenemos una cultura rica y debemos exponerla fuera de nuestras fronteras, más allá de la violencia debemos ser reconocidos por nuestro valor cultural”.

Motivos familiares la llevaron, en 2004, a emigrar a Europa, específicamente Italia. “Es un cambio completo; llegas a otro país con una cultura y costumbres diferentes, otro idioma y debes aprender a buscar las oportunidades”.

Rosy asegura que los primeros meses en Italia no fueron nada fáciles. “Uno dice: me voy, pero no sabe a lo que viene. Creo que fui un poco inconsciente, porque me vine a la otra parte del mundo y no sabes que tan difícil es adaptarte a un estilo de vida diferente”, dice.

Pero sus sueños de seguir ejerciendo el periodismo cultural no se detuvieron. Orgullosa de sus raíces, tocó puertas, visitaba reuniones de comunidades hispanas y asistía a eventos culturales. Fue así como llegó a establecer contacto con el representante de un canal con señal por cable.



“Era un noticiero dedicado a la comunidad latina en Italia. No me pagaban, mi labor era ad honorem pero  fue ahí que obtuve mi credencial para presentarme ante el consulado en Milán; sabía que esa era mi oportunidad de seguir en contacto con mi gente”, recuerda Figueroa.
Luego de un tiempo, Rosy se convirtió en redactora para periódicos y revistas en español que le permitían exponer su cultura. “Cuando llego a cubrir eventos, muchos italianos me preguntan ¿Rosy, dónde queda El Salvador? ¿Cuál es el platillo típico de ustedes? Y con mapa en mano y fotografías les hablo de mi país. Uno extraña su terruño, su comida”, dice entre risas.

Actualmente, Rosy se dedica a reportear historias de inmigrantes que llegan en busca de mejores oportunidades y asegura sentirse impotente al presenciar el sufrimiento de familias salvadoreñas que han caído en manos de narcotraficantes y estafadores.

“Tuve que investigar el caso de una familia que fue engañada. Ellos vendieron todo lo que tenían porque les dijeron que, al llegar a Italia, tendrían permisos de trabajo, casa, empleos y colegio para sus hijos. Cuando vinieron al aeropuerto se dieron cuenta (de) que todo era mentira. Nadie fue por ellos y tuvieron que ser acogidos en un centro de refugio”.



Rosy asegura que, a pesar de las dificultades que ha vivido, siempre ha tratado de seguir los consejos que le dieron sus padres. “Siempre he querido ser lo que me enseñaron: un buen ser humano, una buena profesional y una buena periodista”.

Tags:

  • rosy figueroa

Lee también

Comentarios