Lo más visto

Más de Departamento 15

Salvadoreña busca cargo público local en Maryland

Celina Benítez tiene como motivación abrir espacios de representación para los latinos y que otros salvadoreños se involucren en la política de Estados Unidos, en un momento clave para las decisiones importantes.
Enlace copiado
Enlace copiado
Para la salvadoreña Celina Benítez, el panorama político en Estados Unidos demanda que la comunidad latina se una para hacer valer sus necesidades, y es algo que debe de hacerse por medio de la representación en puestos que son clave para la toma de decisiones a nivel estatal.

Por eso se lanzó a la competencia por un escaño en el concejo municipal de la ciudad de Mount Rainier, en Maryland.

Benítez emigró a los 10 años con sus hermanos y su madre, casi al término de la guerra civil en El Salvador.

Nació y creció en San Salvador, pero “llegó el momento en el que mis padres decidieron que, por todo el conflicto armado, era mejor que emigráramos”.

Relató en una llamada con LA PRENSA GRÁFICA que “tuvo la suerte de emigrar con documentos”. Eso fue hace muchos años, pero sigue sintiendo un cariño especial con El Salvador que quiere heredarle a su hija de un año.

Licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, para ella es importante mantener la cultura de su país de nacimiento, tanto como lo es involucrarse en la política del país que ahora es su hogar y el de su familia.

Benítez desea que su hija conozca “que somos salvadoreños, que tenemos espíritu de lucha, que tenemos mujeres y hombres que son héroes y heroínas, y que tenemos modelos a seguir. Que se entere de que puede ser salvadoreño-estadounidense pero que puede estar pendiente de su cultura”.

En Estados Unidos ha dedicado su vida a la educación, también ha trabajado con congresistas y senadores de Maryland.

Cuando “se dio la oportunidad, y ya que no tenemos representación latina y es importante tenerla”, decidió entrar a la carrera.

“Yo sería la primera mujer salvadoreña o la primera mujer latina en postularse por esta posición”, dice con algo de tristeza porque en su estado hay gran cantidad de salvadoreños, y aún más latinos.

Solamente en Baltimore, la ciudad más grande del estado, hay al menos unos 220,000 connacionales, de acuerdo con datos oficiales.

Sin embargo, la representación estatal no corresponde a esta realidad.

“Yo estoy postulándome por eso, porque necesitamos más acercamiento aquí con los latinos. Necesitamos más accesibilidad a los recursos, pero si ni siquiera la forma de registrarse está en español, ¿cómo podemos acercarnos a alguien si no hablas el lenguaje?, tienes limitaciones. ¿Cómo vas a saber los servicios que ofrece la ciudad si no hay nadie que te pueda ayudar? Ya es tiempo que tengamos”, reflexiona.

“Fue triste saber que en un lugar donde hay tantos latinos yo sea la primera mujer corriendo, que sea la primera salvadoreña. Me tomó por sorpresa”, recuerda.

El 3 de abril cerró el plazo para registrarse y las votaciones serán el 1.º de mayo, la misma fecha en la que activistas y organizaciones han convocado a los inmigrantes a una marcha por el Día Internacional de los Trabajadores, movimiento en el que Benítez se ha involucrado también hace años.

Hay otro candidato en la competencia.

Lucha por los latinos

Para Benítez, otra razón para postularse al cargo ha sido “porque estamos viviendo nosotros (como inmigrantes) un ataque frontal, racista. En el área metropolitana de Washington, D. C. somos el grupo número uno de las minorías (los salvadoreños), pero la representación en porcentaje es mínima”, dice.

“Para mí que las elecciones sean en esta fecha es algo simbólico que es el Día Internacional de los Trabajadores, y aquí en Estados Unidos está moviendo una huelga para denunciar la violación de los derechos humanos y cívicos que está pasando y para dejarle saber a (Donald) Trump que no nos vamos a quedar callados”, agrega.

“Si somos un grupo tan grande tenemos que tener más representación a todos los niveles, sea en el concejo, sea en el Congreso, pero no es el caso. Eso también incluye a latinos de otros países, parte de la razón por la que yo estoy corriendo es para que puedan nuestras voces ser escuchadas y para que podamos unificarnos y salir en defensa de los migrantes”, asegura la compatriota.

En el tiempo de campaña se ha logrado identificar bien con la comunidad porque al fin han encontrado a alguien que “les hable en su idioma”, y que comparta las mismas historias de lucha y de superación en Estados Unidos.

Benítez narra que ha ido puerta por puerta, a hablar con la gente –inmigrantes, como ella–, que se ha alegrado de ver que una persona con una historia con la que se identifican esté tras del concejo.

“Necesitamos un representante al que le importe quién somos nosotros. Estoy corriendo en una plataforma de unificación, y de inclusión. No es justo que nos vengan a buscar solo cuando quieren votación. Entre más latinos estemos adentro, más representados van a estar nuestros derechos”, asevera la candidata.

Asegura que uno de los objetivos que estaría al centro de su mandato (de dos años de duración) sería darse a la tarea de registrar a más votantes latinos.

Además, trabajaría en que las propiedades no suban impuestos, para que los inmigrantes no pierdan sus hogares.

También laboraría por una causa que está muy cercana a su corazón: ayudar a las escuelas y a los maestros en Maryland.

Desde los 15 años se ha desempeñado como educadora en comunidades de bajo recursos, de latinos y afroamericanos, o familias blancas, trabajadores, que necesitaban ayuda en el sector de educación.

Su mensaje final es simple: unificación y representación. Ambas, clave para defender los derechos e intereses de los inmigrantes, cuando la presidencia de Estados Unidos se ha enfocado especialmente en desbaratar los hogares mixtos, de inmigrantes irregulares y con estatus legal.

Benítez, en este momento, le pediría a los latinos del área que se “registren a votar para que sus voces sean escuchadas, y que salgan a votar. Si van a ir a la huelga (del 1.º de mayo), que pasen a votar, que hagamos nuestras voces contar. Unidos somos más”, finaliza.
 

Tags:

Lee también

Comentarios