Salvadoreña denuncia atropellos de Migración de EUA

Según explicó un activista, la mujer que sufre una condición médica iba a ser deportada antes de poder apelar su proceso de deportación por el Servicio de Inmigración de EUA.
Enlace copiado
Salvadoreña denuncia atropellos de Migración de EUA

Salvadoreña denuncia atropellos de Migración de EUA

Salvadoreña denuncia atropellos de Migración de EUA

Salvadoreña denuncia atropellos de Migración de EUA

Enlace copiado
Una salvadoreña que se encuentra retenida dentro del centro de detención de Dilley, Texas, y que iba a ser repatriada a El Salvador junto a otros siete compatriotas, denunció que sufrió ataques de epilepsia debido al estrés que le ha causado el proceso de detención.

“Una madre que no podemos nombrar ha tenido tres ataques epilépticos desde que fue detenida (en distintas ocasiones) por inmigración. Uno en Atlanta y dos en Dilley (Texas). No es seguro que ella viaje”, dijo un activista que es parte del proyecto probono CARA que da asistencia legal a estas personas.

“Tiene un proceso de apelación pendiente. ICE la está deportando antes de que la corte tenga la oportunidad de tomar una decisión”, dijo.

Ella es una de las madres que se encontraban ya a bordo de un avión para ser repatriadas cuando la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA, por sus siglas en inglés) decidió concederles un permiso de apelación para agotar todos los recursos legales.

“Esta es una clara violación al proceso”, recalcó el activista.

Según la fuente, la mujer en una declaración por escrito firmada asegura que alrededor de 10 agentes de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) se presentaron a su casa el sábado 2 de enero por la mañana para arrestarla.

“Me dijeron que me llevaban a la oficina de inmigración solo a una cita para revisar mis documentos y me traerían de regreso”, se lee en su declaración.

Al momento de llegar a la oficina de inmigración, se le informó que de hecho la habían llevado hasta allí para deportarla.

“Me alteré mucho y tuve un ataque de epilepsia en la oficina de inmigración. Creo que estuve en el hospital por casi ocho horas”, dijo la mujer en su declaración escrita.

“Los oficiales no contactaron a mi familia durante ese tiempo, ni me dijeron qué harían con mis hijos”, añadió.

Al día siguiente, los agentes del ICE la llevaron junto a sus dos hijos menores de edad al centro de detención de Dilley, Texas, desde donde esperaba ser deportada junto a otras madres con sus hijos. Ahora se encuentra a la espera de que un juez revise su caso.

“Mi hija me vio caer y les gritó a los oficiales que vinieran en mi ayuda. Desde que he estado en Dilley he tenido dos ataques epilépticos más”, dijo.

“Nosotros damos ayuda médica mientras están en nuestra custodia o mientras están siendo detenidos, si identificamos un problema hay veces que ni se detiene a la persona”, dijo al respecto Bárbara González, vocera de ICE para América Latina, en declaraciones a LA PRENSA GRÁFICA ayer.

La salvadoreña explica que ha tenido esta condición médica desde los 12 años y que ahora la sufre mensualmente.

“Desde que he estado en Dilley no se me había dado la oportunidad de hablar con un abogado hasta ahora (miércoles). Nos mantienen encerrados y no dejan que mis hijos salgan a jugar”, relata en la carta la madre.

Ella también cuenta que tiene miedo de regresar a El Salvador, ya que se encontraba bajo amenaza de pandillas que controlaban la zona donde ella solía vivir.

Hasta el momento, el caso de esta salvadoreña se encuentra en suspensión junto con el de otros 21 compatriotas. Esto significa que se les ha otorgado un derecho de apelación que podría tardar meses en Estados Unidos.

Tags:

  • estados unidos
  • ice
  • inmigracion
  • deportacion
  • redadas
  • georgia

Lee también

Comentarios

Newsletter