Lo más visto

Salvadoreña pasa de indocumentada a candidata al Congreso

Wendy Carrillo nació en El Salvador y emigró a causa de la guerra civil. Ha pasado de ser una niña indocumentada a postularse para un puesto de Cámara de Representantes.
Enlace copiado
Salvadoreña pasa de indocumentada a candidata al Congreso

Salvadoreña pasa de indocumentada a candidata al Congreso

Enlace copiado
La historia de Wendy Carrillo es única e inspiradora. Puede parecer una paradoja, pero para ella haber tomado la decisión de postulares para el Congreso de Estados Unidos fue natural, “simple”. Su vida comienza en El Salvador, y su nacionalidad es algo que cuenta con orgullo a cada periodista que muestra interés en este reto que ha tomado, porque al país que la vio nacer lo lleva “en el pecho”.

Teen Vogue, Los Angeles Times, Forbes, La Opinión, entre otros, le han preguntado por su pasado. Su respuesta es siempre más o menos la misma que dio en una llamada telefónica con LA PRENSA GRÁFICA: “Nací en la capital (San Salvador), en la guerra”.

Carrillo perdió a su padre biológico en el conflicto armado.

Su mamá –que había quedado a cargo de ella, su abuela, y su tía– emigró de forma irregular a Estados Unidos. El camino que llevó a la compatriota a ser la mujer con “coraje” que es ahora comienza luego de haber tomado la travesía hacia el norte sin documentos, huyendo de la violencia y buscando la superación.

A los 5 años se convirtió en una niña indocumentada en un país que no conocía.

A los 13 años pudo hacerse ciudadana estadounidense. Se involucró con organizaciones, activistas, se graduó y trabajó en periodismo. En diciembre pasado lanzó su campaña para ocupar el puesto que Xavier Becerra dejó libre en la Cámara de Representantes (Congreso) cuando pasó a ser fiscal del estado de California.

“Ahora esta campaña lo que significa para los salvadoreños aquí en los Estados Unidos es que si yo gano, sería la primera salvadoreña en tener un puesto en la Cámara de Representantes en este país. Es algo muy simbólico. Sería también la primera mujer que fue indocumentada en un tiempo de su vida. Es algo que para los que estamos en este país significa mucho”, cuenta la connacional.

Ella se postula –junto con otros 22 competidores– por el distrito congresional 34 de California, dentro del Partido Demócrata. Las elecciones primarias son el 4 de abril. Los dos candidatos más votados se presentarán a la elección general. Esa es la meta de Wendy.

“Sentí que ahora más que nunca necesitamos a gente con coraje y con valor para representar a la comunidad. El distrito 34 es donde vivo, donde tengo raíces. Si no lo hago yo ahorita, entonces ¿cuándo?; y si no lo hago yo, entonces ¿quién? Para mí fue una decisión fácil”, recuerda.

Cuando se enteró del vacío que dejaba Becerra, pensó en ese pasado en este pequeño país centroamericano. Pensó en su infancia como inmigrante sin estatus legal. Recordó a todos los niños centroamericanos que siguen haciendo ese peligroso viaje de forma ilegal, como ella lo hizo, solo que ahora en un panorama mucho más complicado por las duras políticas “racistas” del presidente Donald Trump.

Trump ha firmado una serie de órdenes ejecutivas que acelera las deportaciones y que se enfoca en hacer cumplir todo el rigor de las leyes migratorias en el interior del país.

Su secretario de Seguridad Nacional, Jhon Kelly, ha asegurado que se baraja separar a las familias que lleguen de forma irregular a la frontera. A las madres se les enviaría a centros de detención y sus hijos serían enviados a servicios sociales. Esto, según Kelly, para desmotivar la inmigración indocumentada.

La resistencia ya comenzó

“Lo primero que tenemos que hacer es ser completamente vocal y sin miedo contra las políticas del presidente y de los republicanos”, opina la candidata. Agrega que separar a las madres de sus hijos es “cruel e inhumano”, pero ella “no tiene miedo” de señalarlo porque es una política “que afecta a la comunidad latina”.

Desde que ganó Trump se ha levantado un movimiento de minorías. Afroamericanos, latinos, mujeres, musulmanes, activistas, inmigrantes, todos son la “resistencia”.

Trump señaló a los mexicanos de “violadores y delincuentes”. El padre de crianza de la salvadoreña es un inmigrante mexicano con residencia legal en Estados Unidos.

“La resistencia también está acá en Los Ángeles y comienza con esta elección del distrito 34”, asevera Carrillo, que dio un discurso en la Marcha de las Mujeres, en Washington, un día después de que Trump tomó posesión.

“Lo más importante que tenemos que hacer es movilizar a nuestra comunidad para que salgan a las calles, para que voten, que sigan llamando a los congresistas, a la Casa Blanca, y seguir siendo totalmente vocales en esas políticas que no son solo en inmigración; sino en educación, economía, acceso a la salud”, remarca. “La resistencia ya comenzó”, sostiene.

Por eso, su campaña es dedicada a estos niños inmigrantes, y es “un desafío a los republicanos y a los demócratas, a los que no están haciendo suficiente para proteger a nuestra comunidad”.

En Los Ángeles, California, viven unos 800,000 salvadoreños, y es un estado con gran presencia latina.

Todo lo que Carrillo quiere de su gente es apoyo. Y que si no la apoyan directamente a ella, que se muevan para proteger a la comunidad.

“Involúcrense de cualquier manera. Aunque no crean en mí y crean en otras cosas, que hagan algo, que no se queden en su sillón nada más sentados hablando. Que hagan algo para mejorar la comunidad, el país, mejorar las relaciones entre Estados Unidos y El Salvador”, exhorta.

Para donar a su campaña, “sean cinco, o diez dólares”, se puede ir a www.votewendycarrillo.com.

Como mensaje final, la compatriota expresa que espera que “la gente se sienta orgullosa”. Porque “no importa nuestra situación de dónde venimos, lo que importa es el sacrificio que nuestras familias han hecho. Todos podemos salir adelante, todos tenemos un lugar en este país y tenemos que estar al frente”.

El 4 de abril, ella espera ser una de los dos candidatos que irán a las generales.
 

Tags:

  • salvadoreña
  • indocumentada
  • candidata
  • congreso
  • Wendy Carrillo

Lee también

Comentarios