Salvadoreño dirige laboratorio de investigación en Harvard

El Centro para la Ciencia del Cerebro de la Universidad de Harvard, en Massachusetts, tiene ahora los aportes del neurocientífico salvadoreño-estadounidense Steve Ramírez.
Enlace copiado
Salvadoreño dirige laboratorio de investigación en Harvard

Salvadoreño dirige laboratorio de investigación en Harvard

Enlace copiado
“Escondido entre tus orejas está la única cosa que debería darle envidia a los científicos: una máquina del tiempo capaz de transportarte al recuerdo de tu primer beso, o a cuando entraste a la universidad”. En el nuevo laboratorio que dirige el neurocientífico salvadoreño-estadounidense Steve Ramírez, de 27 años, el equipo bajo su cargo estará enfocado en develar el universo de esta “máquina del tiempo”, que es el cerebro humano. Y eso, asegura Ramírez, no es cuestión de “posibilidad”, es cuestión de “cuándo y cómo” será posible.

Ramírez dirige actualmente un equipo de neurocientíficos que estudian la memoria humana en un laboratorio de investigación que está dentro del Centro para la Ciencia del Cerebro de la Universidad de Harvard, en Massachusetts.

The Ramirez Group es la culminación de años de empeño y curiosidad de este hijo de inmigrantes salvadoreños en Estados Unidos que se apasionó por la memoria de los seres vivos desde pequeño. Ahora está a la cabeza de un nuevo proyecto de investigación bajo la cobertura de una de las más respetadas universidades del mundo.

“Fue todo un esfuerzo de equipo. Llegué hasta aquí con una historia simple y luego de eso todo ha sido una combinación de trabajo duro y buena suerte. Mi laboratorio se enfoca en la memoria y en cómo esto se relaciona con algunos desórdenes psiquiátricos”, dijo Ramírez a LA PRENSA GRÁFICA.

Transcurría el conflicto armado en El Salvador cuando su familia decidió emigrar. Pedro y Delmy Ramírez, sus padres, se establecieron en Everett, Massachusetts (Estados Unidos).

Ramírez cuenta que son ellos sus pilares, que desde que era un niño le inculcaron el amor por el trabajo duro y por esforzarse para alcanzar sus sueños.

Sus proyectos de investigación son de fama mundial y podrían ayudar a tratar problemas psicológicos implantando falsos recuerdos, en lugar de prescripciones médicas.

Las revistas National Geographic, Forbes, The Smithsonian, Science, y otras, le han dado cobertura a su trabajo.

La misión de este nuevo proyecto está puesta en “revelar los mecanismos de los circuitos neurales del almacenamiento y pérdida de la memoria”. También se enfoca en “modular de forma artificial el cerebro para combatir desórdenes psicológicos”.

Aunque sus métodos han sido probados en roedores, implican un avance enorme para la neurociencia, ya que propician la base para en el futuro tratar estados psicológicos sin necesidad de medicamentos, que en ocasiones pueden llegar a generar adicciones.

También sería posible borrar recuerdos no placenteros y reemplazarlos por nuevos recuerdos para ayudar a personas que batallan con la depresión.

“En la misma manera en la que el laboratorio es un equipo gigantesco, mi familia es un enorme equipo donde la felicidad de una persona es la felicidad de todos los demás, y todos propiciamos el éxito del otro y su bienestar”, reflexionó para este periódico el científico de raíces chalatecas que ha dado charlas en TEDx (Tecnología, Entretenimiento, Diseño, por sus siglas en inglés). En el escenario de las “TED talks” han impartido sus “ideas dignas de difundir” el expresidente de Estados Unidos de América Bill Clinton, Bill Gates y algunos premios Nobel.

Ramírez también trabajó dentro del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), de donde se hizo acreedor a un doctorado, uno de los centros más importantes a nivel mundial en avances tecnológicos.

En 2014 ganó el Premio al Ingenio que otorga la revista norteamericana Smithsonian a personas que han realizado descubrimientos o trabajos destacables para la humanidad.

En 2013 estuvo dentro de la lista de los “30 innovadores con menos de 30 años” de la revista Forbes.

Sobre esta nueva etapa de su vida, Ramírez dice que simplemente está “increíblemente orgulloso, motivado y privilegiado de tener la oportunidad de dejar este mundo siendo un mejor lugar de cómo lo encontramos”.
 

Tags:

  • steve ramirez
  • harvard
  • cerebro
  • investigacion
  • mit

Lee también

Comentarios

Newsletter