Lo más visto

Más de Departamento 15

Salvadoreños con TPS: “nadie quiere retornar”

A los reclamos de los salvadoreños se sumaron también los  de sus hijos nacidos en EUA,  quienes también se verían afectados sin un acuerdo.

Enlace copiado
Reclamo. Jóvenes nacidos en EUA dicen que postura de embajadora designada les decepciona porque sus padres “pensaron” que el gobierno los acompañaría en la lucha por la residencia.   LPG/Carmen Rodríguez

Reclamo. Jóvenes nacidos en EUA dicen que postura de embajadora designada les decepciona porque sus padres “pensaron” que el gobierno los acompañaría en la lucha por la residencia. LPG/Carmen Rodríguez

Enlace copiado

Las críticas y el descontento desatados por el tuit de la embajadora designada para por El Salvador para Washington DC, Milena Mayorga, continúan. Ayer,  un grupo de salvadoreños miembros de la Alianza Nacional TPS se concentraron frente a la embajada salvadoreña para expresar su descontento y exigir una reunión.

“Milena Mayorga, necesitamos saber cuál es ese plan de repatriación y necesitamos que nos explique cómo es que nuestro país está listo para recibirnos. Exigimos que se reuna con nosotros y con nuestras familias para que nos de las respuestas que no tenemos”, dijo Elsy Flores Ayala, una beneficiaria del Estatus de Protección Temporal (TPS).

 “Cuando vi el tuit de Milena estaba en shock, es como que si ella nos estaba diciendo que nos rindamos”.

Joana Flores, Hija de salvadoreña con TPS

Los primeros mensajes enviados por la embajadora designada desde sus redes sociales, tomaron por sorpresa a los tepesianos; pues, según ellos, el presidente Nayib Bukele ofreció el año pasado, que se reunió con una comitiva de la organización en Washington,  hacer el lobby necesario para que continúen en su lucha.
“Nos dijo que estaba apoyando la causa y que habría los medios para que nosotros siguiéramos en esta lucha, pero no hemos sentido esto. Hemos sentido que las puertas se han ido cerrando poco a poco. Ellos (el gobierno) maquillaron las cosas a su manera y no se nos hace justo que jueguen con nuestras vidas, con 270 mil niños que nacieron aquí”, señaló Xiomara Flores, también beneficiara del TPS.

En los últimos días,  también han cuestionado el acuerdo relacionado al fin del TPS, firmado el año pasado entre la canciller Alejandra Hill y el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli. Entonces, el gobierno salvadoreño dijo que había logrado una extensión de un año más.

Sin embargo, los documentos oficiales y las publicaciones de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS por sus siglas en inglés) señalan que ese año extra es para que “los salvadoreños preparen de manera organizada el regreso a su país de origen”. Para los salvadoreños, el gobierno hace mal ocultando la información de este acuerdo y el resto de los compromisos adquiridos.

A estos  se sumaron también los reclamos de sus hijos nacidos en Estados Unidos, pues de no haber una salida migratoria, ellos también se verían afectados.

“Cuando vi el tuit de Milena estaba en shock, es como que si ella nos estaba diciendo que nos rindamos. Al mandar el tuit  que el presidente está listo para recibir a   miles de salvadoreños me hace pensar qué pasará con los niños, hijos de estos salvadoreños que nacieron  aquí”, dijo Joana Flores,  cuya madre tiene TPS.

Además cuestionó cómo el gobierno salvadoreño puede asegurar que existen las condiciones para que los miles de beneficiarios y sus hijos regresen a El Salvador, cuando los niños nacidos en Estados Unidos desconocen muchas cosas del país de origen.

“¿Cómo van todos estos niños a ajustarse a un estilo de vida al que no están acostumbrados?, ”, dijo la joven estudiante universitaria e hija de madre con TPS.

El descontento de los tepesianos creció  cuando intentaron ingresar a la Embajada de El Salvador para dejar una carta, pero la sede estaba cerrada. Tras la presión, un empleado de la embajada recibió la misiva, pero no quiso identificarse.  


Sin fecha

Aún no hay una fecha para la llegada de nueva embajadora. El nombramiento debe ser ratificado por el gobierno salvadoreño; después, el Departamento de Estado estadounidense debe recibir la notificación y aceptar a la diplomática. Posteriormente, la Casa Blanca deberá emitir las credenciales. 

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines