Segundo revés para republicanos en inmigración

Sometieron por segundo día en el Senado una propuesta para financiar al Departamento de Seguridad Nacional, pero quitando fondos para medidas ejecutivas de Obama en inmigración.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los demócratas en el Senado nuevamente se opusieron el miércoles a una iniciativa de ley propuesta por los republicanos que financiaría al Departamento de Seguridad Nacional y al mismo tiempo anularía las recientes acciones del presidente Barack Obama en inmigración.

Pero hubo poca evidencia de que el Congreso esté más cerca de una solución para financiar a esa dependencia después del 27 de febrero.

La votación en el Senado fue de 53 a favor por 47 en contra, similar al resultado del martes sobre una medida procesal, y debajo de los 60 votos necesarios para abrir el debate sobre la iniciativa aprobada de antemano en la Cámara de Representantes.

El proyecto de ley pagaría el presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional hasta el 30 de septiembre, cuando concluye el ejercicio fiscal en curso, y revocaría las acciones ejecutivas de Obama que impiden la deportación de millones de personas que están en Estados Unidos sin permiso legal.

Se prevé que haya otra votación procesal el jueves, y quizá más después de esa.

"¿Es esa la definición de locura, someter a votación la misma iniciativa una y otra vez?", dijo el senador republicano John McCain a reporteros antes de la votación del miércoles.

Los demócratas dijeron que no importa cuántas veces se programe la votación, el resultado será el mismo mientras la medida siga incluyendo lenguaje controvertido en inmigración.

"Esto es bastante simple. En momentos en que el mundo se une para tratar de enviar una señal contundente sobre enfrentar y vencer al grupo Estado Islámico, creo que poner carnada para veto en el presupuesto de seguridad nacional es una muy mala idea", dijo la senadora republicana Claire McCaskill.

Desde la Casa Blanca, Obama respondió organizando una reunión en la Oficina Oval con una media docena de jóvenes inmigrantes que se han visto protegidos por sus políticas. A la larga, los invitados del presidente serían objeto de una deportación si prospera la iniciativa de ley republicana.

Después de la reunión, Obama acusó a los republicanos de hacer caso omiso de las "consecuencias humanas" de su proyecto de ley, repitió su amenaza de vetarlo si llega a su escritorio, y se dijo confiado de que el veto no sería sobreseído.

La mayoría concuerda en que el Congreso hallará una forma de aprobar el financiamiento, aun si resulta a corto plazo, antes del vencimiento del 27 de febrero.

En el Senado, republicanos moderados que incluyen a la legisladora Susan Collins están buscando una solución.

Collins indicó que está trabajando con el senador Ted Cruz y otros en un proyecto alternativo para financiar al departamento y lograr revertir las nuevas políticas federales que limitan las deportaciones, pero que mantendría aquellas cláusulas que protegen a los inmigrantes que llegaron al país siendo niños.

Tags:

  • estados unidos
  • inmigracion
  • senado
  • republicanos
  • democratas
  • medidas ejecutivas
  • barack obama

Lee también

Comentarios

Newsletter