Lo más visto

Más de Departamento 15

Sistema penal de Miami trata diferente a las personas por su raza, los afroamericanos se llevan la peor parte

Hay disparidades por raza o grupo étnico en todas las fases del sistema de justicia penal, desde el arresto de una persona hasta la sentencia, pasando por la fijación de la fianza y la concesión de la libertad preventiva.
Enlace copiado
FOTO AP

FOTO AP

Enlace copiado

 El sistema de justicia penal del condado de Miami-Dade, Florida (EE.UU.) presenta en todas sus fases disparidades étnicas y raciales a la hora de tratar a las personas, y los afroamericanos son los que se llevan la peor parte, según un informe divulgado hoy.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) de Florida encargó hace tres años este informe a sociólogos de la Universidad de Miami y ahora espera reunirse con líderes de la comunidad, autoridades locales y funcionarios públicos para discutir cómo reducir las disparidades encontradas.

De acuerdo con un comunicado de ACLU, el informe muestra que hay disparidades por raza o grupo étnico en todas las fases del sistema de justicia penal, desde el arresto de una persona hasta la sentencia, pasando por la fijación de la fianza y la concesión de la libertad preventiva.

También hay más probabilidades de que un afroamericano sea más castigado que personas de otros grupos.

"La raza y la etnia moldean el tratamiento de una persona" por parte de la justicia penal en Miami-Dade, según el director ejecutivo de ACLU de Florida, Howard Simon.

Para hacer el informe "Trato Desigual: Disparidades raciales y étnicas en el sistema de justicia criminal de Miami-Dade", se analizaron los datos oficiales existentes sobre todos los adultos acusados de delitos en el condado entre 2010 y 2015.

En total, fueron unas 200.000 personas, según el informe.

De ellas, un 19 % eran blancos no hispanos, un 35 % blancos hispanos, un 38 % afroamericanos no hispanos y un 8 % afroamericanos hispanos, de acuerdo con el informe.

Esos porcentajes son comparados en el informe con los que, según el Censo, tienen esos grupos dentro de la población de Miami-Dade: un 58,4 % de blancos hispanos, un 17,1 % de afroamericanos no hispanos, un 14 % de blancos no hispanos y un 1,9 % de afroamericanos hispanos.

Una de las conclusiones es que "los acusados negros, independientemente de su origen étnico, están sobrerrepresentados en cada etapa del sistema de justicia criminal de Miami-Dade, en relación con su porcentaje de la población del condado".

Por el contrario, los blancos hispanos están infrarrepresentados.

Los hispanos afrodescendientes experimentan los resultados más punitivos, con tasas de arresto cuatro veces mayores y tasas de encarcelamiento seis veces mayores en relación con su porcentaje de la población del condado.

En los afroamericanos no hispanos esas tasas son 2,2 veces mayores y 2,5 veces mayores, respectivamente.

En cuanto a la duración de las penas si son condenados, los afroamericanos no hispanos son los que reciben las más largas.

El informe resalta que, a nivel nacional, la tasa de hombres afroamericanos que están en prisión es seis veces mayor que la de los hombres blancos y, en el caso de las mujeres, esa tasa es del doble que en las blancas.

En el estado de Florida, el 48 % de la población penitenciaria es afroamericana, mientras que solo el 16,8 % de la población del estado pertenece a ese grupo racial.

Según Simon, "este informe refleja el resultado de las prácticas sistémicas que producen disparidades raciales y étnicas, prácticas, resultados y políticas que deben cambiar para que haya justicia en el sistema de justicia criminal del Condado de Miami-Dade". 

Tags:

Lee también

Comentarios