Temen que establecimientos pidan comprobar estatus legal a sus trabajadores

Una panadería en Nueva York dio 10 días a sus empleados para presentar comprobantes de su situación migratoria. Activistas temen que el gobierno de Donald Trump quiera hacer de esto una regla general.
Enlace copiado
Temen que establecimientos pidan comprobar estatus legal a sus trabajadores

Temen que establecimientos pidan comprobar estatus legal a sus trabajadores

Enlace copiado
El 15 de marzo los empleados de Tom Cat Bakery, una panadería ubicada en Long Island (Estados Unidos) recibieron la noticia de que tenían 10 días como máximo para presentar un comprobante de su estatus migratorio. Si no pueden comprobar que no viven en el país de forma irregular, serían despedidos, de acuerdo a lo que reportó El Diario, de Nueva York.

Los trabajadores sienten que esta situación es una represalia, ordenada por la administración de Donald Trump. Muchos de los que laboran en esta panadería son, de hecho, indocumentados, por lo que no podrán presentar su papeleo y serían despedidos.

“Es muy difícil quedarse sin empleo, pero no podemos dejarnos llevar por el miedo y debemos unirnos todos para hacer que el gobierno entienda que sin nosotros los obreros, el país no seguiría adelante”, dijo a El Diario Óscar Ramírez, un trabajador inmigrante mexicano.

De igual forma, activistas que están asistiendo a personas como Ramírez temen que lo que está pasando en este local no sea un hecho aislado, sino una nueva estrategia de Trump para encontrar a los inmigrantes irregulares y deportarlos.

Un activista consultado por El Diario, dijo que los agentes de Inmigración están ya "fuera de control" y que harán lo que sea para proceder con las deportaciones que Trump requirió en una orden ejecutiva.

Inmigración y Protección de Aduanas (ICE, en inglés) no ha hecho comentarios al respecto.

 

Tags:

  • inmigración
  • Migración en la era Trump
  • Nueva York

Lee también

Comentarios

Newsletter