Triángulo Norte de C. A. da prioridad a empleos y a certeza jurídica

Antes de la primera reunión de alto nivel con la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, diferentes misiones de Guatemala, Honduras y El Salvador se reunieron para crear otro plan de trabajo que haga crecer la región.
Enlace copiado
Triángulo Norte de C. A. da prioridad a empleos y a  certeza jurídica

Triángulo Norte de C. A. da prioridad a empleos y a certeza jurídica

Encuentro. La delegación salvadoreña que incluye al sector privado se reunió con el Banco Interamericano de Desarrollo y delegaciones de Honduras y Guatemala.

Encuentro. La delegación salvadoreña que incluye al sector privado se reunió con el Banco Interamericano de Desarrollo y delegaciones de Honduras y Guatemala.

Enlace copiado
El empleo y la certeza o estabilidad jurídica son las dos guías del plan que trazaron los empresarios, funcionarios de Gobierno y representantes de la cooperación internacional para sacar adelante al Triángulo Norte de Centroamérica, una subregión que forman Guatemala, Honduras y El Salvador.

LEA TAMBIÉN: DENUNCIAN EXCLUSIÓN DE SOCIEDAD CIVIL Y PROTECCIÓN A REFUGIADOS DE CUMBRE TRIÁNGULO NORTE-EUA

Este encuentro entre empresarios, funcionarios y cooperantes fue una jornada de preparación para la Conferencia sobre la Prosperidad, que inicia hoy en Miami. En la conferencia participarán, además del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, los presidentes Jimmy Morales (Guatemala) y Juan Orlando Hernández (Honduras) y el vicepresidente Óscar Ortiz, de El Salvador. El mandatario salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, no atenderá la reunión porque tiene un “cuadro gripal severo”, según Casa Presidencial.

Esta será la primera vez que se reunirán representantes de alto nivel de los cuatro gobiernos, ahora que Donald Trump, Pence y otros ejecutivos están al mando de la nación norteamericana.

LEA ADEMÁS: LAS CUATRO PREOCUPACIONES CLAVE SOBRE LA CONFERENCIA ENTRE TRIÁNGULO NORTE Y EL GOBIERNO DE TRUMP

En diferentes sesiones, los representantes de los tres países definieron cuáles son las prioridades para un plan de trabajo que sería complementario de la Alianza para la Prosperidad, el proyecto conjunto que tienen con el Gobierno de Estados Unidos y que incluye un desembolso aproximado de $655 millones.

Los tres países colocaron la creación de más empleos, la estabilidad jurídica y la eficiencia en las aduanas como prioridades compartidas. Ahora cada país tendrá que poner de su parte para convertirlo en realidad en sus territorios. El evento lo organizó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En el país

Para el caso de El Salvador, los empresarios y el Gobierno estuvieron de acuerdo en lograr de una vez por todas que la reducción de los trámites para las empresas pase de las buenas intenciones a pasos concretos.

TAL VEZ LE INTERESE: TRIÁNGULO NORTE BUSCA INCORPORAR SOCIOS A ALIANZA

En este sentido, hablaron de darle competencias al Organismo de Mejora Regulatoria (OMR) y también de la llamada “ley guillotina”, para ilustrar cómo piensan cortar varios trámites de una sola vez.

Por ahora, el OMR sigue como un decreto ejecutivo y si se desea lograr el impacto deseado, es necesario que sea ley de la república, como todas las entidades del sector gobierno. “Todas las recomendaciones del OMR son vinculantes, pero como es relativamente nuevo, ese criterio no está del todo consolidado”, dijo Roberto Lorenzana, titular de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia (SETEPLAN).

También Gerson Martínez, titular del Ministerio de Obras Públicas (MOP), explicó que el OMR necesita “que se le imprima un sentido práctico, capacidad de concreción. Ha avanzado, pero podría avanzar mucho más rápido y eso tiene que ver con la conducción ejecutiva”.

Claudia de Ibáñez, presidenta de la Cámara Americana de Comercio (AmCham), señaló que el país necesita revisar los 41 tributos (impuestos y contribuciones) que funcionan en El Salvador, para encontrar cuáles sí le son útiles al Estado. “Se trata de simplificar y ser eficientes en todo sentido”, explicó la dirigente de AmCham. Por su parte, el titular del Ministerio de Hacienda (MH), Carlos Cáceres, dijo que desde su área han tratado de facilitar la tarea con trámites en línea, pero que necesitan mayor transparencia por parte de los responsables de pagar impuestos, es decir, de las empresas y ciudadanos.

El 20/20 de Honduras

Mientras tanto, Honduras ha dado más pasos hacia esa dirección porque tiene en marcha el plan 20/20, que el presidente de ese país elaboró en conjunto con el sector empresarial: ambas partes pagaron la elaboración del plan, a cargo de la firma consultora McKinsey.

Mey Hung, presidenta de la AmCham hondureña, relató que con este plan las prioridades son muy similares a las que se plantearon durante la reunión del BID. “Ya tenemos un norte y sabemos hacia dónde queremos que vaya el país”, comentó Hung.

El ministro de Economía hondureño, Arnaldo Castillo, detalló que como parte de este plan de cinco años esperan activar una inversión total de $10,000 millones y abrir espacio para 600,000 empleos. Para revisar estas metas y acciones que permitirán alcanzarlas, existe una mesa con seis comisionados que lo lideran.

Lo planteado ayer con el BID es “una ruta de trabajo” para que cada país aproveche sus ventajas que lo vuelven competitivo, explicó el ministro hondureño.

Guatemala compartió con sus vecinos la prioridad del empleo y la certeza jurídica, aunque ellos también le dan importancia a la infraestructura, según Anamaría Diéguez, viceministra de Relacionas Exteriores de ese país.

“Creemos que habrá un diálogo franco entre el sector Gobierno y el sector privado para ver estos temas. Estamos viendo la creación de un equipo de trabajo para que no se quede en intercambio de palabras, sino ponerlo en acción”, explicó Diéguez.

Conferencia entre países

La reunión con Pence iniciará con el tema de prosperidad el jueves en Miami y cerrará con el de seguridad. Se tiene previsto que haya reuniones privadas entre los funcionarios estadounidenses y los centroamericanos. También estarán funcionarios mexicanos.

La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, dijo que “la nueva administración de Estados Unidos está recibiendo el mensaje de que hay un compromiso por mejorar la seguridad... Ya no son los países que miran hacia arriba, esperando que otro país sea el que resuelva los problemas”.

El canciller salvadoreño Hugo Martínez, por ejemplo, manifestó que “lo primero y fundamental es el relanzamiento del Plan Alianza para la Prosperidad” del Triángulo Norte. Con la alianza, los países esperan que haya una reducción en la cantidad de personas que salen del país buscando mejores oportunidades en otro país. El gobierno de Trump desea que la llegada de inmigrantes sea menos frecuente.

Manes agregó que la importancia de encuentros como el que organizó ayer el BID muestra cómo cada nación puede aprender de sus vecinos. “El plan 20/20 puede ser un ejemplo para la región, porque afuera ya no ven a cada país por separado. Honduras está mejor que El Salvador en aspectos económicos y hay que aprender de eso. Si pensamos como región, vamos a tener más éxito”.

El canciller Martínez agregó por su parte que a Estados Unidos le interesa que haya más seguridad en la región. “Hemos advertido, por ejemplo, que a ellos (EUA) les interesa que haya una mayor seguridad regional y de mejores posibilidades de comercio, no solo para atacar las causas de la migración, sino para garantizar la estabilidad y menos tránsito de drogas hacia Estados Unidos”, relató Martínez.

Junto al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, estarán Rex Tillerson (secretario de Estado) y John Kelly, del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés).

También se tiene previsto que asistan miembros del Congreso estadounidense y empresarios que operan en ese mismo país.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter