Lo más visto

Más de Departamento 15

Trump pide reformar leyes para apresar a “asesinos” de la MS-13

El presidente volvió a pedir al Congreso cerrar los "agujeros" en las leyes migratorias por las que, según defiende, la pandilla se ha propagado en Estados Unidos. 
Enlace copiado
El presidente pidió reforzar la protección de la frontera.

El presidente pidió reforzar la protección de la frontera.

Enlace copiado

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump se volvió a quejar este martes de lo que él llama "agujeros" en las leyes de inmigración que no le estarían permitiendo a su administración condenar a cuantos pandilleros de la Mara Salvatrucha 13 (MS-13) como quisiera.

 

El presidente culpó a los demócratas de no querer negociar y ceder para, de acuerdo a su visión, proteger las fronteras del país de la organización transnacional. El presidente dijo este martes ante autoridades federales, estatales, y locales, que el Congreso debe de dejar que construya un muro en la frontera, además de regular la legislación para terminar la lotería de visas, la migración por lazos familiares, y para dar más recursos a Inmigración. 

 

"El mundo se ríe de nosotros porque no pueden creer estas políticas que tenemos. Tendremos que cerrar el gobierno porque a los demócratas no les importa nuestra seguridad", dijo Trump. 

 

El republicano destacó que su administración necesita reformas de parte del Congreso para deportar a los pandilleros tan pronto como pongan un pie en la frontera. Para el presidente, la pandilla es un resultado de “nuestro sistema de inmigración roto” y sus afiliados “han violado nuestras fronteras”.

 

“Necesitamos mejores mecanismos y necesitamos el muro. Si no tenemos el muro, nunca vamos a resolver este problema. Sin el muro no va a funcionar”, señaló Trump, quien también se quejó de que "La ley no nos permite hacer mucho, y otras naciones ven lo que estamos haciendo y se ríen de nosotros. Estos son asesinos y tenemos que liberarlos" cuando no pueden ser condenados. 

 

El presidente Trump arremetió contra la pandilla hace solo unos días en su primer discurso sobre el Estado de la Unión y pidió a los legisladores “cerrar los mortíferos vacíos” en la política migratoria que, según él, han permitido que la pandilla crezca en Estados Unidos. Trump atribuye estas "fallas" al mandato del expresidente Barack Obama. 

La Casa Blanca se encargó ese martes de poner un rostro a la amenaza de la MS-13, sentando al lado de la primera dama, Melania Trump, a Elizabeth Alvarado, Robert Mickens, Evelyn Rodríguez y a Freddy Cuevas, los padres de Nisa Mickens y Kayla Cuevas. Las dos adolescentes eran mejores amigas en la escuela y fueron asesinadas brutalmente en septiembre de 2016 por pandilleros de la MS-13. Los terroristas las cazaron y las asesinaron usando machetes y bates.

“Las dos fueron asesinadas brutalmente. Seis miembros de la salvaje MS-13 fueron encausados por los salvajes asesinatos”, mencionó el presidente. 

Terminar con protección de menores migrantes 

El presidente y las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) que realizaron una mesa de diálogo este martes se quejaron de que la legislación actual no les permite tocar a los jóvenes que llegan como menores no acompañados a la frontera.

"Las leyes no son buenas", se quejó el presidente. 

El jefe de Inmigración y Protección de Fronteras (ICE, en inglés) de Nueva York, Ángel Gómez dijo que en el año fiscal 2017 más de 21 mil menores que llegaron solos y de forma irregular a la frontera podían ser reclutados por pandilleros. Señaló así que la administración necesita una legislación que permita deportar a estos menores de edad de forma inmediata. 

La ley actual contra el tráfico de personas, y regulaciones internacionales, impiden que los menores de edad sean deportados de forma inmediata, a menos que sean de México o de Canadá. Lo que Trump estaría propiciando es que los niños indocumentados de cualquier parte del mundo reciban el mismo trato que los que llegan de un país fronterizo. 

"Esto es de lo que el presidente está hablando y ocupa la imagen de la violencia pandillera de una organización como la MS-13 para demonizar a todos estos menores de edad y esencialmente preparar el colchón político para despojarles, de la misma manera que se hizo para los niños mexicanos, de la posibilidad de encontrar alivio migratorio", reflexionó la semana pasada el analista Óscar Chacón.

En el paquete de propuestas que el presidente Trump, hizo llegar al Congreso en octubre de 2017 se pide terminar con dos regulaciones que velan por los derechos de los menores migrantes no acompañados que, en su mayoría, son originarios de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Tags:

Lee también

Comentarios