Lo más visto

Trump sobre la lotería de visas: “Son los peores de los peores”

Una vez más, el gobernante mezcló migración sin documentos con el terrorismo.
Enlace copiado
AGENCIA/LA PRENSA Bloqueo.  La gestión de Trump está buscando restringir al máximo cualquier movimiento de migración, legal o de indocumentados.

AGENCIA/LA PRENSA Bloqueo. La gestión de Trump está buscando restringir al máximo cualquier movimiento de migración, legal o de indocumentados.

Enlace copiado

El presidente Donald Trump volvió a defender la eliminación del sorteo de tarjetas de residencia permanente o “green cards” que se hace una vez al año entre ciudadanos de países con baja cuota inmigratoria en Estados Unidos, argumentando que son “la peor gente” de sus lugares de origen.

“¿Creen que los países nos están dando a su mejor gente? No”, dijo Trump. “Nos dan a su peor gente (...), eligen realmente a los peores de los peores”.

El mandatario reiteró su deseo de acabar con el sorteo anual de las llamadas “green card” y con lo que denomina “inmigración en cadena”, que es realmente el sistema inmigratorio basado en la reagrupación familiar que ha tenido Estados Unidos durante décadas. En su lugar busca imponer un sistema inmigratorio basado en el mérito.

Sin embargo, es el Congreso el que tiene la competencia de terminar con la lotería de visas.

Anualmente se sortean 50,000 tarjetas de residencia o “green cards”. El sorteo tiene el concepto de diversidad como base. De hecho, su nombre oficial en inglés es “Diversity Immigrant Visa Program”, que traducido al español es algo así como "Programa de Visado de Diversidad Inmigrante".

Se trata de fomentar la diversidad de los inmigrantes en el país, por eso el sorteo está dirigido a personas con nacionalidades con cuotas pequeñas.

El Salvador no es un país elegible para este sorteo, porque ya se gestionan cientos de miles de residencias y otros permisos por motivos como refugio, asilo, reunificación familiar y trabajo.

Como ha hecho desde hace años, Trump defendió la necesidad de cambiar las leyes migratorias para acabar con la entrada legal de aquellos inmigrantes que llegan al país y acaban involucrándose en el crimen organizado o en actos de terrorismo.

El mandatario dio estas palabras durante una graduaciión de agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). Trump se quejó de que haya ciudades que se hayan convertido en "santuarios" para los criminales por negarse a aplicar algunas de las medidas adoptadas por las autoridades federales, con el fin de identificar y deportar a todos aquellos inmigrantes ilegales que se encuentran en territorio estadounidense.

Lee también

Comentarios