Lo más visto

Más de Departamento 15

Departamento 15 Caravana de migrantes

Trump vuelve a amenazar a El Salvador: "Todos los pagos PARARÁN"

La cooperación económica queda, una vez más, al medio de la batalla por la migración indocumentada. 

Enlace copiado
Los presidentes del Triángulo Norte de Centroamerica, junto al vicepresidente de Estados Unidos.

Los presidentes del Triángulo Norte de Centroamerica, junto al vicepresidente de Estados Unidos.

Enlace copiado

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump recurrió a la red social Twitter para lanzar otra amenaza en contra de El Salvador. El mandatario afirmó que ha comunicado al Gobierno que si "permite que sus ciudadanos" salgan del país con la intención de ingresar a territorio estadounidense de forma indocumentada cortará la ayuda económica. 


La misma advertencia -en mayúsculas- va contra Honduras y Guatemala. El mismo será el caso, según Trump, si cualquiera de estas naciones permite que "otros" crucen sus fronteras, de forma irregular, en Centroamérica camino a Estados Unidos.


Las palabras de Trump surgieron ayer terminada la tarde, luego de todo un día de ir y venir entre el Triángulo Norte de Centroamerica y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien ayer telefoneó a los presidentes de Guatemala y Honduras, Jimmy Morales y Juan Orlando Hernández.


Trump está exaltado por la caravana de migrantes hondureños que hoy siguió temprano su camino por Guatemala hacia Estados Unidos. Unos 2,000 migrantes están decididos a llegar a la frontera entre México y Estados Unidos para solicitar asilo en este último país. 


"Hoy hemos informado a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si ellos permiten que sus ciudadanos, u otros, viajen a través de sus fronteras hacia los Estados Unidos, con la intención de entrar a nuestro país de forma ilegal, todos los pagos que les hacemos PARARÁN (FIN)", tuiteó Trump ayer. Antes había lanzado una advertencia dirigida directamente hacia el presidente Hernández. 

Todo este embrollo ocurre a pocos días de finalizada la Segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamerica, celebrada en Washington por el Triángulo Norte, Estados Unidos y México. El vicepresidente Pence, hablando por Trump, aprovechó ese escenario para pedir a Morales, Hernández, y al vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz, que "hagan más" contra la migración indocumentada. 

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, llegó a asegurar que la nación estaría dispuesta a ayudar a la región centroamericana con fondos económicos. 

"Vamos a seguir"

(AP)- La caravana siguió su marcha por Guatemala el miércoles, a pesar de la amenaza del presidente estadounidense Trump de cortar la ayuda a los países centroamericanos que no detengan el avance de los migrantes.

“Vamos a seguir, aquí el que decide es Dios, nosotros no tenemos más que avanzar”, dijo a The Associated Press Luis Navarreto, un migrante de 32 años que había leído sobre la advertencia del mandatario estadounidense.

Nelson Zavala, un jornalero de 36 años que forma parte de la caravana, relató que lleva tres días de desvelo pero “estamos agradecidos con Dios y por la ayuda que estamos recibiendo del pueblo guatemalteco”.

“Estamos aquí gracias a Juan Orlando (Hernández, presidente de Honduras)”, dijo Zavala al quejarse de la pobreza en su país.

Los migrantes iniciaron la marcha por la madrugada, sin desayunar, y esperaban caminar unos 40 kilómetros hasta Zacapa, la población siguiente en la ruta. Según la Casa del Migrante unos 1.000 ya llegaron a la capital guatemalteca gracias a que extraños los acercaron en automóvil o tomaron un autobús.

A su paso los migrantes sonríen, saludan a la gente y aprovechan para pedir dinero para comer. El clima los favorece pues la zona es húmeda y calurosa pero amaneció con el cielo nublado y una tenue llovizna que hace más llevadera la jornada.

Brenda Celis, de 40 años y quien marcha con sus dos hijos de 10 y 12, dijo que llegaría hasta donde pudiera a pesar de la amenaza de Trump. “Nosotros vamos a seguir, vamos con el Dios de lo imposible, sin exponer mucho más a los niños” dijo.

La víspera los hondureños recorrieron unos 48 kilómetros para llegar a Chiquimula luego de cruzar la frontera de Guatemala.

Tags:

Lee también

Comentarios