Departamento 15 ¿Te lo perdiste?

Usan vídeo grabado por homicidas de adolescente salvadoreña como evidencia y condenan a un implicado

El video que los asesinos grabaron ha sido la prueba contundente con la que se ha logrado incriminar a cuatro adultos y seis menores de edad, quienes asesinaron de más de 10 puñaladas en el cuello y el abdomen a Damaris Rivas, joven salvadoreña, en Virginia.

Enlace copiado
Foto: Univisión

Foto: Univisión

Enlace copiado

El asesinato de Damaris Reyes Rivas, una adolescente salvadoreña de tan solo 15 años de edad que residía en Virginia, conmocionó a todo Estados Unidos y a El Salvador, ya que sus homicidas grabaron un video en el que se captaron todas las imágenes de la sangrienta forma en que la menor de edad fue asesinada y torturada.

Sin embargo, ese mismo video ha sido la prueba contundente que el Departamento de Policía de Virginia y el Buró Federal de Investigación (FBI) han utilizado para incriminar a un total de seis menores de edad y cuatro adultos en el homicidio de Damaris. De todos ellos, durante el juicio iniciado este día, se ha logrado la condena de Wilmer A. Sánchez, de 22 años, y se espera que se logre la condena de, al menos, tres más durante lo que resta de este día, según informó la cadena de noticias Univisión.

Según el FBI, Sánchez le clavó a Damaris un palo afilada en el cuello varias veces. Además, fue parte de los que ayudaron a que una de las involucradas le diera 13 puñaladas en el cuello y abdomen a la fallecida.

Dos de los implicados en el homicidio de la joven Damaris Reyes. (Foto: Univisión)

“Si lo hice es porque ellos me obligaron a hacerlo”, declaró Sánchez ante el jurado y la corte. Sin embargo, el video que los mismos asesinos de la joven tomaron fue mostrado como evidencia durante el juicio, el cual no dejó dudas de la participación del joven en el homicidio y la tortura que sufrió Damaris.

Ese mismo video ha sido la prueba contundente que el Departamento de Policía de Virginia y el FBI han utilizado para incriminar a un total de seis menores de edad y cuatro adultos en el homicidio

Damaris Reyes Rivas era una adolescente salvadoreña de 15 años de edad residente en Viriginia, quien fue asesinada a principios de este año 2017 por miembros de la Mara Salvatrucha que opera en EUA. Según las investigaciones, Damaris llegó a EUA luego de que su madre la sacara de El Salvador para evitar que fuera víctima de las pandillas.

El cuerpo de la menor fue encontrado el pasado 11 de febrero, casi un mes después de su desaparición en el mes de enero. El FBI determinó que la joven pudo haber sido engañada por un conocido, quien la trasladó hacia el Parque del Lago Accontink, donde los miembros de la MS-13 la esperaban para acusarla del homicidio de Christian Sosa Rivas, miembro de esa pandilla con el que la joven mantenía relaciones, asegura Univisión.

Durante el juicio y la presentación del video se puedo ver como Damaris vestía una camiseta negra con la frase “Ello Darglin” y unos jeans. “Uno de los pandilleros le enseñó una cuchilla para cigarros y le advirtió, en español, que podía perder un dedo. Además, la amedrentaron diciéndole que tenían un rifle”, recopila Univisión.

“Entre gritos y amenazas, le exigieron explicaciones por la muerte de Sosa Rivas, quien había sido asesinado una semana antes acuchillado en el condado de Prince William”, continúa el relato de la agencia de noticias.

"A veces veo otras niñas en la calle. Las veo por detrás como si fueran ella, pero se dan la vuelta y es otra. Me encantaría poder tocarla. Me encantaría poder abrazarla"

Tras la proyección del video, el jurado determinó que Sánchez fuera condenado a 33 años de prisión, aunque el juez es el que deberá determinar una sentencia final el próximo 23 de marzo de 2018, según explicó The Washington Post.

La madre de Damaris, María Reyes, presenció el video y fue testigo de todo el desarrollo del juicio hasta el anuncio de la primera condena por el asesinato de su hija. "Mi hija sufrió mucho. Yo aún estoy sufriendo mucho", dijo Reyes al Wahington Post. "A veces veo otras niñas en la calle. Las veo por detrás como si fueran ella, pero se dan la vuelta y es otra. Me encantaría poder tocarla. Me encantaría poder abrazarla", añadió.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter