Lo más visto

Voto hispano se perfila como clave en estados “bisagra” en EUA

Hillary Clinton tiene un 64 % de respaldo de votantes latinos, contra un 18 % a favor del republicano Donald Trump.
Enlace copiado
En busca de votos.  Hillary Clinton estuvo ayer en  Winterville, Carolina del Norte, donde habló a los votantes afroamericanos, clave para ganar en ese estado.

En busca de votos. Hillary Clinton estuvo ayer en Winterville, Carolina del Norte, donde habló a los votantes afroamericanos, clave para ganar en ese estado.

Voto hispano se perfila como clave en estados “bisagra” en EUA

Voto hispano se perfila como clave en estados “bisagra” en EUA

Enlace copiado
El número de hispanos indecisos se duplica en la recta final de la campaña y podría inclinar la balanza en algunos estados clave hacia la demócrata Hillary Clinton o el republicano Donald Trump, el 8 de noviembre, según una encuesta difundida ayer.

Si se celebraran ahora elecciones presidenciales en Estados Unidos, Clinton obtendría el 64 % del voto hispano y Trump apenas el 18 %, según la encuesta de la cadena de televisión Univision y el diario The Washington Post.

Clinton mantiene, por tanto, una clara ventaja sobre Trump entre los hispanos, pero el número de latinos indecisos pasó del 6 % en julio al 11 % cuando quedan cinco días para las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Según los encuestadores, esa cantidad de votantes hispanos indecisos ya no puede revertir las tendencias entre Clinton y Trump. Pero podría ser significativa en estados “bisagra” (swing states, en inglés) que cuentan con muchos votos hispanos, como Florida y Nevada.

Los “estados bisagra” son aquellos que a veces votan al Partido Demócrata y a veces al Partido Republicano dependiendo de las elecciones. Quién triunfe en ellos ganará la Casa Blanca.

Siete de cada 10 votantes hispanos (69 %) posee una opinión favorable de Clinton, mientras que casi ocho de cada 10 tiene una opinión desfavorable de Trump (76 %), precisa la encuesta.

Mientras tanto, los candidatos continuaron ayer con sus actividades de campaña, centrados precisamente en los estados que serán decisivos.

Clinton recurrió ayer al discurso del miedo a una eventual presidencia de Donald Trump para movilizar a los afroamericanos, que están votando menos que hace cuatro años.

En un mitin en Winterville, Carolina del Norte, Clinton presentó a su oponente como alguien que tiene la simpatía de grupos racistas como el Ku Klux Klan (KKK), con un largo historial de “discriminación” hacia la población negra en sus negocios inmobiliarios y que “no tiene ni idea” sobre esta comunidad.

La reducción de la ventaja de Clinton ha dado a Trump un rayo de esperanza, que él trata de ampliar antes de que se le acabe el tiempo. Eso significa atraer a republicanos moderados e independientes que han sido renuentes en esta campaña, votantes enajenados por sus controversias pero igualmente opuestos al posible regreso de los Clinton.

Trump dirigió su mensaje a esos votantes en un acto de campaña en Jacksonville, Florida, donde se centró en el asunto de la confiabilidad de Clinton y una nueva revisión por el FBI de los mensajes electrónicos de la candidata.

El presidente Obama estuvo en esa misma ciudad pidiendo el voto para su antigua secretaria de Estado.

Tags:

Lee también

Comentarios