“Ya tenemos nuestras vidas hechas acá, no conocemos nada más”: Pastor evangélico afectado por cancelación de TPS

José Carbello, salvadoreño, es pastor de la Iglesia Amor y Restauración en Houston y es uno de los casi 200,000 compatriotas afectados por la cancelación del TPS en Estados Unidos.

Enlace copiado
Foto: MundoHispánico

Foto: MundoHispánico

Enlace copiado

Llegó a Estados Unidos en 1999 y, desde ese entonces, ha establecido su vida al servicio de una obra religiosa y buscando ser una opción de fortaleza espiritual para muchos latinos en Estados Unidos. Se trata de José Carbello, salvadoreño y pastor de la Iglesia Amor y Restauración en Houston, Texas, quien concedió una entrevista al periódico MundoHispánico sobre la cancelación del TPS y cómo afectará toda su vida.

“Vine a este país con la ilusión de procrear un mejor futuro, fueron unos años donde uno se sintió seguro con un documento como el TPS que nos ha dado muchos beneficios”, dijo a MundoHispánico el líder religioso y pare de cinco hijos. “Pero, luego de 16 años, nos damos con esta noticia de que lo eliminaron, lo suspendieron”, agregó.

Desde el pasado 8 de enero, las posibilidades de mantenerse en Estados Unidos se vinieron abajo para Carbello y otros casi 200,000 salvadoreños, luego que la secretaria de la Defensa de Estados Unidos, Kristjen Nielsen, diera por terminado el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) que estaba vigente desde el pasado año 2001.

"Yo sé que Dios va a tocar el corazón de los legisladores, de los senadores, de todas estas personas que no están mirando el daño que nos están haciendo”

“Ya tenemos nuestras vidas hechas acá, no conocemos nada más. Yo sé que Dios va a tocar el corazón de los legisladores, de los senadores, de todas estas personas que no están mirando el daño que nos están haciendo”, aseguró Carbello, quien fue parte de los beneficiados de este programa, del cual Nielsen dijo que ya no podía ser ampliado.

Según la funcionaria estadounidense, los daños por causados por el pasado terremoto del 13 de enero de 2001 en El Salvador ya no son una causa justificable para darle una prórroga al TPS, agregando que el país ha recibido bastante ayuda internacional y que la mayor parte de su infraestructura ya fue reconstruida. Este programa también fue cancelado para países como Haití, Nicaragua y Honduras.

Para Carbello, esta medida es parte de lo que hay en el corazón del presidente de Trump, a quien calificó como “hombre avaro y amador de sí mismo”. “La Biblia habla de los postreros hombres, habla que son avaros, que son necios, amadores más de lo malo que de lo bueno, enmalecidos, aborrecidos, maldicientes, y lo estamos viviendo ya, ya lo estamos viviendo”, declaró.

“Supuestamente la persona más importante, más poderosa de los Estados Unidos, una persona que tiene mucha responsabilidad de lo que hace de lo que habla y que salga un comentario tan denigrante de esa forma, tan vulgar decir así, pero ya lo venía venir desde el principio”, agregó Carbello, en referencia a las pasadas expresiones de Trump, quien calificó a los países amparados a programas como el TPS como “agujeros de mierda”.

Los salvadoreños amparados al TPS siguen a la espera del anuncio de Seguridad Nacional para optar al último período del programa, el cual concluirá el próximo 9 de septiembre de 2019, sin opción alguna a renovación.

Sin embargo, el pasado 8 de enero, el congresista republicano Mike Coffman presentó una propuesta legal para poner poder brindar una residencia permanente a las personas que han disfrutado del TPS y que han formado parte del programa.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter