A un pasito del mundial

El Salvador derrotó ayer a Cuba y disputará mañana el boleto a la copa del mundo sub-20 ante Estados Unidos.
Enlace copiado
De cambio.  El mediocampista César Flores ingresó en el segundo tiempo ayer ante Cuba. Cumplió su cuarto juego en el premundial sub-20 de Jamaica.

De cambio. El mediocampista César Flores ingresó en el segundo tiempo ayer ante Cuba. Cumplió su cuarto juego en el premundial sub-20 de Jamaica.

Al repechaje.  El Salvador buscará mañana el boleto al mundial sub-20 de Nueva Zelanda luego de ganar ayer a Cuba con dos goles de Juan Barahona.

Al repechaje. El Salvador buscará mañana el boleto al mundial sub-20 de Nueva Zelanda luego de ganar ayer a Cuba con dos goles de Juan Barahona.

A un pasito del mundial

A un pasito del mundial

Enlace copiado
Samuel Martell Milton Flores

Enviados

Jamaica

El Salvador en categoría sub-20 se clasificó ayer al juego de repesca por el boleto al mundial de fútbol en Nueva Zelanda al vencer 0-2 a su par de Cuba con doblete del tecleño Juan Barahona, en un partido en el que lo que hizo falta en la cancha por ambos equipos fue precisamente el fútbol.

Mañana la sub-20 buscará el boleto ante Estados Unidos, luego que ayer Honduras derrotara 3-2 a Canadá. Los catrachos enfrentarán a Guatemala.

Los tantos de Juan Barahona –al 57', de manera espectacular, y al 87'– fueron lo más rescatable de un equipo salvadoreño chato en el ataque, tosco en la marca y dubitativo en su zaga, pero que alcanzó ese gol de la única manera que Cuba le permitió hacer en la cancha, a balón parado.

La tarjeta mostrada por el árbitro Gantar al volante Norgerman Rodríguez a los ocho minutos previo a un tiro de esquina era muestra de esa presión que los cuscatlecos imponían en la parcela norte defendida por el equipo caribeño. De paso, el jugador cubano era uno de los siete caribeños con tarjeta amarilla acumulada previo al choque ante los salvadoreños.

Luego de 15 minutos de partido y con tres tiros de esquina sin crear consecuencias sobre la meta de Pozo, El Salvador bajó ese ritmo de juego que mostró hasta el minuto 12 y se cayó en un juego monótono, sin rumbo, chocando siempre con la pierna anticipada de los caribeños, que sobrepasaban en peso y altura a los jugadores criollos, dándole alas a la idea del técnico Bennett de enfriar el juego y buscar crear peligro a la par de algún error en el fondo.

Debieron pasar 17 minutos para volver a llegar con peligro a la meta de Elier Pozo, cuando un intento de desborde de Tamacas por la banda derecha provocó el cuarto tiro de esquina a favor nuestro.

De allí en adelante, El Salvador y Cuba mostraban no un partido en el que se jugaba la clasificación para cualquiera a la repesca por el boleto mundialista, sino que avivó un juego del montón, sin una idea definida para buscar la portería contraria.

Luego de media hora de juego, Mauricio Alfaro tuvo espacio en un corte del partido para dar indicaciones, especialmente a Romilio Hernández, que no terminaba de apoyar el desdoble ofensivo y solo aportaba pierna para marcar junto a Narciso Orellana, que debía sacrificarse el doble para suplir la función no hecha por el jugador oriundo de Virginia.

La lesión sufrida por el volante Roberto Peraza en las filas cubanas terminó en un cambio obligado para Willian Bennett al enviar al campo a Issan Lartiga al 35'.

El chasco del partido lo provocó el árbitro central canadiense David Gantar, cuando al 40' amonestó al cubano Yoan Godínez por falta sobre Juan Barahona y el central norteño se confundió cuando al mostrarle la tarjeta amarilla le sacó inmediatamente la cartulina roja al pensar que ya lo había amonestado , cuando en realidad el pintado de amarillo antes fue Norgerman Rodríguez al minuto ocho.

Pero el fantasma de las tarjetas amarillas sobre los nuestros apareció al 45+3 cuando el juez canadiense David Gantar la mostró al central Roberto Carlos Domínguez por falta sobre Godínez, acto que lo deja fuera del partido por el boleto mundialista del sábado por la tarde.

El Salvador salió dolido al camerino por eso y por la lesión recibida por su capitán, Narciso Orellana, quien salió en camilla del campo de juego y luego ayudado por el doctor José María Rivas a fin de revisarle el tobillo izquierdo.

Las dudas de la continuidad del volante de Isidro Metapán se disiparon al ser el último en saltar a la cancha para reanudar el juego, mostrando el juvenil metapaneco orgullo y amor por los colores patrios por aportar al equipo.

Cuba llegó al fin con peligro sobre la meta nacional, pero Carlos Cañas demostró que lo ocurrido ante México fue solo un error humano ya olvidado.

El meta logró hacer dos tapadas al 47' y matar las intenciones de Luis Saname para conceder el primer tiro de esquina en el partido y bloquear la mejor llegada de gol de un partido que quería calentar tras un frío y soso primer tiempo.

Pero la lesión de Narciso Orellana en el tobillo izquierdo pudo más que las ganas de nuestro capitán, que debió dejar el campo a los 50' y darle paso a César Flores para que ejerciera su labor.

Pero El Salvador halló al fin la única manera de lograr llegar con peligro a la meta de Pozo: por medio de un tiro a balón parado.

Y así fue, tuvo que ser Juan Barahona el que nos regalara uno de los mejores goles de la fase de grupos de la eliminatoria sub-20 de la CONCACAF.

El defensa recibió falta por parte de Rodríguez y en el cobro empalmó un zurdazo que quebró el cerco defensivo de Cuba al estrellar la pelota primero en el palo derecho de Pozo y terminar descansando en el palo contrario para celebrar el 0-1.

Cuba respondió cuatro minutos más tarde, pero Frank López voló literalmente el balón sobre la meta de Cañas en otra desatención de la última línea cuscatleca.

El Salvador no halló la manera de hacer el segundo gol, el de la tranquilidad, ni cuando Bryan Pérez al 84' se enfrentó en solitario al meta Pozo e intentó con una infructuosa vaselina vencerlo, pero no lo consiguió al taparle el portero caribeño el tibio remate al atacante firpense.

Lo que no se pudo hacer en 87 minutos se logró con el asocio de Merino y Villavicencio, que se juntaron por la banda derecha para fabricar el 0-2 con justicia.

Villavicencio habilitó al jugador marciano, que logró colocarse sin marca frente a la meta de Pozo y soltar un derechazo que el portero caribeño rechazó hacia la posición de Barahona, que solo tuvo que acomodarse y colocar el balón lejos del portero cubano para el tanto de la tranquilidad y esperar el sábado ese partido lleve a la Azulita a su segundo mundial juvenil.

Tags:

  • sub-20
  • repechaje
  • azulita
  • cuba
  • estados unidos
  • boleto
  • barahona

Lee también

Comentarios

Newsletter