Lo más visto

ÁGUILA EN EBULLICIÓN

Rodeado de polémicas, Águila ansía sumar la 16 para tener paz.
Enlace copiado
ÁGUILA EN EBULLICIÓN

ÁGUILA EN EBULLICIÓN

ÁGUILA EN EBULLICIÓN

ÁGUILA EN EBULLICIÓN

Enlace copiado
Águila perdió la última final de primera división ante Dragón por 1-0. Con ello sumó cuatro años de sequía. Para intentar ponerle fin a la crisis de títulos, la dirigencia del plantel emplumado trajo a sus filas al entrenador argentino Edgardo Malvestitti.

El timonel gaucho acumuló ya más de un mes de labores en el nido. Desde que llegó dejó claro que el objetivo es la corona y no solo hacer protagonista al plantel. “Venir acá y decir que vamos a ser protagonistas solamente es de mediocres. Si venimos acá es para sacar campeón a Águila. Eso cuesta mucho y es un reto importante, pero no tenemos ningún temor y vamos a estar a la altura de las circunstancias”, indicó el estratega suramericano en su presentación.

Malvestitti tiene claro cómo jugará su equipo en el Apertura 2016. En los entrenos ha insistido mucho en no complicar la pelota a la hora de controlarla. Quiere mucha precisión de sus jugadores en ese sentido.

“A mí siempre me gustó jugar con un enlace y dos puntas o un 4-4-2, siempre con línea de cuatro en el fondo, con laterales que pasen al ataque, y volantes que pisen el área y que tengan gol. No solo los delanteros tienen la obligación de marcar gol. Ojalá lo podamos construir de a poco”, apuntó el argentino.

Inestabilidad

Sin embargo, el panorama no se ha mostrado fácil para Malvestitti. Este lunes, a seis días de iniciar el campeonato, la dirigencia encabezada por Pedro Arieta Iglesias separó del plantel al volante argentino Claudio Pombo y al delantero brasileño Leandro Ferreira, y comenzará el campeonato con un solo extranjero (el colombiano Jimmy Valoyes), ya que el colombiano Danny Santoyá se bajó del barco sin siquiera haber firmado contrato.

Luego de eso, el equipo naranja quedó en deuda en su último fogueo, ante Santa Tecla. Cayó por 2-0 y las dudas empezaron a rodear al plantel.

Malvestitti cree poder revertir esa situación. Prefiere perder los amistosos y no los juegos de competencia. La que inicia este fin de semana y a la que los emplumados llegarán en ebullición: separaciones, polémicas, ansiedad por coronas. Y sin que iniciara el torneo.

Lee también

Comentarios