Lo más visto

Abdul Thompson Conteh: “Fui un ídolo para los salvadoreños”

Estuvo hace más de 20 años con los bombarderos, pero aún se le recuerda por su velocidad y sus rarezas en México.
Enlace copiado
Abdul Thompson Conteh: “Fui un ídolo para los salvadoreños”

Abdul Thompson Conteh: “Fui un ídolo para los salvadoreños”

Enlace copiado
Abdul Thompson Conteh es un exfutbolista de Sierra Leona que tuvo un paso por el Atlético Marte en la década de los años 90 y que es recordado por su rapidez, su mala definición y las excentricidades que siempre rodearon su modesta carrera deportiva.

Cuando militó en las filas marcianas, en 1994, el sierraleonés sonó para enrolarse con la selección cuscatleca, pero Thompson prefirió defender los colores de su país natal, al que representó en la Copa Africana de Naciones de ese año.

"Los salvadoreños me adoraban. Fui su ídolo desde que llegué y ellos querían que jugara para su selección en las eliminatorias para el Mundial de 1994, pero opté por jugar por mi país", comentó al diario MARCA, aunque parte de la afición lo recuerda por otras cosas.

Pese a su velocidad y potencia física, el jugador es célebre por sus problemas de cara al gol, aunque se desempeñaba precisamente como un atacante. Aún así, se fue a recalar al balompié azteca y a la liga estadounidense.

EN MÉXICO
La prensa mexicana, por su parte, recuerda al delantero por su paso en el Monterrey (en 1998), en el que lejos de brillar a base de anotaciones (hizo tres) se hizo popular entre la afición por su dorsal: el 690. Además, cosechó una larga amistad que aún mantiene con el actual timonel de los "Rayados", Antonio Mohamed.

El número 690 lo utilizó por un contrato publicitario firmado con una radio regiomontana. Curiosamente, el veloz jugador africano dice que nunca escuchó la estación radial.

"Me ofrecieron un contrato en el que tenía que firmar para usar ese número. Me daba igual hacerlo que no en esa época, pero no entendía bien el por qué. Cuando lo supe, lo hice encantado. Además, me pagaban para que lo llevara", confesó a MARCA.

Más allá de ser el "eterno 690" del Monterrey, donde los aficionados aún le escriben saludos, Thompson demostró que nunca olvidó sus difíciles orígenes y colaboró constantemente con varias ONG que trabajaron en pro de la infancia de Sierra Leona.

Tags:

  • primera division

Lee también

Comentarios