Lo más visto

Más de Deportes

Afuera los complejos

El Roble y Real Destroyer inician hoy la final de la Segunda División.
Enlace copiado
Afuera los complejos

Afuera los complejos

Afuera los complejos

Afuera los complejos

Enlace copiado
El Roble y Real Destroyer comenzarán hoy su sprint final en el Clausura 2015 de la Segunda División, en búsqueda de ese medio boleto a la primera que tendrá el equipo que gane la serie. La otra parte la pelearán ante el Guadalupano —campeón del Apertura 2014—, también en una serie de ida y vuelta.

Destroyer, que dejó en el camino a Chalatenango el sábado anterior en el cierre de la serie de semifinales del Clausura 2015 de la Segunda División, visitarán Ilobasco con el objetivo de obtener un buen resultado para poder cerrar en casa –a la espera de definir la sede–, en el juego de vuelta. De ahí que un empate o victoria les significaría un negocio redondo.

A lo largo del torneo los del Puerto de La Libertad han sido un equipo con dificultades financieras, que a pesar de ellas pasó por encima de uno de los favoritos, de la mano del entrenador nacional Jorge “Zapatero” Ábrego.

Desde ya Ábrego habla de hacer un partido inteligente en la cancha de los muñequeros. Toma las precauciones para un campo en el que El Roble solventó la serie de cuartos de final ante Luis Ángel Firpo tras derrotarlo 5-0 en el juego de ida.

“Desde la primera charla que di, les dije a los jugadores que yo había llegado para ser campeón. Estamos en una final y nadie daba nada por nosotros. El favorito es El Roble, pero estamos trabajando humildemente y vamos a tratar de hacer las cosas lo mejor posible”, apuntó “el Zapatero” en plática con LA PRENSA GRÁFICA.

El entrenador ya tiene una experiencia de ascenso puesto que fue el que llevó a Juventud Independiente a primera en el Clausura 2012.

Ese antecedente lo unirá a la experiencia que le puedan aportar jugadores como el mediocampista Francisco Medrano (ex de Luis Ángel Firpo y Once Municipal en primera) y Rosenberg Cuevas (ex de Atlético Marte y FAS). Los tres han sido claves en el esquema de Ábrego.

El entrenador nacional insistió en que no se puede jugar solo con el nombre de un equipo, sobre todo en Segunda División en donde se busca el acceso a la liga de privilegio.

“Definitivamente que los partidos hay que jugarlos porque con el favoritismo, camisa o afición no se pueden ganar los partidos. Los partidos hay que ganarlos en la cancha. Y en ese sentido, el Destroyer ha sido un equipo guerrero. Los muchachos están convencidos de que quieren hacer algo histórico para el Puerto de La Libertad. En Segunda División, cualquier equipo le puede ganar a cualquiera”, aseguró el entrenador nacional.

Los locales

Por su parte, el entrenador del plantel de Ilobasco, Víctor Coreas –que llevó a Águila a ganar el título en el Clausura 2012 de la primera división– sigue apelando a la prudencia de cara al inicio de la final de segunda división. Dejó de lado el hecho de que el plantel muñequero eliminó a Firpo en cuartos de final y a Sonsonate en semifinales. Ambos planteles tuvieron viñeta de favoritos para el ascenso.

“Eso de favoritos no es para uno como entrenador, es para el aficionado o el periodismo. Estamos contentos de haber llegado hasta esta instancia. Tenemos un rival fuerte que dejó en el camino a Chalatenango, uno de los equipos que fueron considerados favoritos. Los dos juegos de esta final serán disputados. Nosotros en nuestra casa debemos seguir siendo efectivos”, apuntó Coreas, quien no se ve como favorito a pesar de los resultados obtenidos en el camino previo.

Según el entrenador, una de las claves que podría explotar el equipo hoy es la unidad del camerino.

Tags:

  • segunda division
  • futbol nacional
  • clausura 2015
  • el roble
  • real destroyer

Lee también

Comentarios