Lo más visto

Más de Deportes

Al asalto de Djokovic

El Abierto Australiano arranca con el serbio como rival a vencer en el primer Grand Slam del año.
Enlace copiado
Objetivo.  Novak Djokovic es el rival a vencer en el Abierto de Australia en la rama masculina. El serbio es número uno del mundo y ganó las dos últimas ediciones del torneo.

Objetivo. Novak Djokovic es el rival a vencer en el Abierto de Australia en la rama masculina. El serbio es número uno del mundo y ganó las dos últimas ediciones del torneo.

Al asalto de Djokovic

Al asalto de Djokovic

Enlace copiado
Con el recuerdo aún fresco en la memoria de la última final, para muchos una de las mejores de la historia, lidiada entre el serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal, irrumpe en la escena de 2013 el primer Grand Slam del curso, el Abierto de Australia, con los favoritos de siempre, pero con ausencias de postín.

Es precisamente la de Nadal la baja más notable. Djokovic, mientras, es el rival a batir en el abierto tradicionalmente más complicado de predecir: es el inicio del ejercicio y con el estado de forma aún pendiente de definir por los jugadores.

Se mueve además el Melburne Park al antojo de las altas temperaturas, que ponen a prueba el estado físico de los tenistas. Dos aspectos que amplían expectativas de los aspirantes y que invitan a la sorpresa.

Sin embargo, la dictadura impuesta en los últimos tiempos por los cuatro primeros del mundo (Djokovic, Roger Federer, Andy Murray y Nadal) parece aún fuera del alcance del resto.

El cuarteto se repartió equitativamente los cuatro grandes en 2012 y bajo esa premisa entra en escena 2013. Al margen, claro, de Nadal, que acumula seis meses de ausencia y en Melbourne dejará pasar el segundo Grand Slam sin disputar después del de Estados Unidos.

Djokovic fue el campeón en Australia tras aquella final memorable ante el español. El serbio, tres veces campeón en el último lustro, entre ellas las dos últimas, parte como favorito en el torneo del Grand Slam más rico, con 25 millones de euros en premios para repartir y que promete al vencedor, tanto del cuadro masculino como del femenino, 1.9 millones.

El serbio suele estar a punto en cada inicio de temporada. Además, acabó de forma impecable en 2012, que cerró con seis títulos y otras cinco finales. Arrancará en el Melbourne Park con el francés Paul Henri Mathieu y perfila una eventual semifinal con David Ferrer, la cabeza visible del tenis español en el tiempo de sequía de Nadal.

Ferrer, que saldrá como cuarta raqueta del mundo tras Australia, disfrutó el pasado año del mejor de su carrera, con siete éxitos, entre ellos su primer Master 1000, en París. Arranca con el belga Olivier Rochus y con la moral alta tras haber ganado su cuarto título en Auckland, el tercero de forma consecutiva.

Roger Federer y Andy Murray aspiran a asaltar el trono del número uno del mundo. Ambos van a transitar por el mismo perfil del cuadro del torneo. El suizo, cuatro veces campeón, aspira en 2013 a alimentar su relación de triunfos y a elevar el número de Grand Slams que contiene su historial, hasta ahora poblado con 17, el mayor jamás alcanzado por un jugador.

Murray, por su parte, aspira a ampliar su crecimiento. A prolongar el paso al frente que ejecutó el curso anterior, cuando por fin consiguió, en Nueva York, el primer Grand Slam de su carrera.

Después de brillar en los Juegos Olímpicos, en Londres, sobre hierba. Finalista en dos ocasiones (2010 y 2011) en el Melbourne Park, el escocés es el tercer gran candidato a la victoria.

Tags:

Lee también

Comentarios