Lo más visto

Al clásico con angustia

El Barcelona vive una semana complicada previo a su partido contra el Real Madrid. Leé porqué.
Enlace copiado
Al clásico con angustia

Al clásico con angustia

Enlace copiado
MADRID, ESPAÑA. "Así no vamos a ganar la Liga", afirmó Gerard Piqué, gran referencia en el Barcelona, tras el empate ante la Real Sociedad. Sus palabras admitían el mal momento de su equipo, que afronta el clásico del sábado ante el Real Madrid con la angustia de encontrarse ante un partido bisagra.
 
Hace diez días, el hincha del Barcelona contemplaba con optimismo un horizonte que incluía la visita del Real Madrid al Atlético y un encuentro teóricamente sencillo para sus colores ante el Málaga, con la posibilidad de asaltar el liderato de la Liga española de fútbol. Hoy la realidad es otra y el conjunto azulgrana está a seis puntos del líder, que llegará al Camp Nou con la oportunidad impensada de dar un gran golpe al campeonato.
 
El Barcelona cedió cuatro puntos en las dos últimas jornadas con los empates ante Málaga (0-0) y Real Sociedad (1-1). Éste último fue especialmente doloroso, pues el propio entrenador del Barcelona, Luis Enrique, calificó el punto como "milagroso" después de mostrar una clara inferioridad ante el rival.
 
Piqué habló de "falta de actitud" y Luis Enrique no ocultó que fue "el peor partido" desde que dirige al conjunto azulgrana. Suficientes argumentos para ofrecer munición a la crítica, que hoy cargó contra todos.
 
Buena parte de la prensa señala a la "MSN", tan elogiada en otros tiempos y ahora censurada por su eventual falta de esfuerzo e implicación. "El tridente ha simplificado tanto el juego azulgrana que exige una intervención del técnico", pidió el diario "El País".
 
De pronto, la delantera formada por Lionel Messi, Luis Suárez y Neymar dejó de ser una solución gracias a sus goles para convertirse en un problema por la falta de ellos. Lo cierto es que sólo el argentino parece estar rindiendo a su nivel.
 
BUSCA ESTILO
El Barcelona se quedó sin estilo. Eso es lo que denuncia "Sport": "Sin Messi, el Barça es blando y crea menos peligro. Pero sin Iniesta se queda sin estilo, a la merced del rival. En estos momentos, el medio campo del Barça, en lugar de ensamblar el juego, lo cortocircuita".
 
La Real Sociedad le quitó el balón y el actual campeón de Liga pareció desorientado, buscando únicamente un contraataque que pudiera resolver, un arma que nunca fue demasiado apreciada entre los más puristas del llamado "estilo Barça". Y así pudo conseguir el empate.
 
Mientras, no son pocos los que denuncian la existencia de graves carencias en el equipo. "Tengo la mejor plantilla que he entrenado nunca", dijo Luis Enrique a principios de temporada. Pero apenas está utilizando a los nuevos jugadores, en los que el Barcelona se gastó 120 millones de euros (127 millones de dólares) antes de empezar la temporada.
 
Ante la Real Sociedad, sólo entró André Gomes como novedad respecto al equipo de la pasada temporada en sustitución del lesionado Iniesta. Y en un partido que exigía intervenciones, Luis Enrique sólo hizo uno de los tres cambios a los que tenía derecho.
 
Mientras, queda el sector que opina que todo es cuestión de voluntad. "Piqué deslizó que faltó actitud en la primera parte y que así no se podía ganar la Liga. Dos verdades incuestionables que, sin embargo, es mejor decirlas en el vestuario", comentó "Mundo Deportivo".
 
Por unas cosas u otras, la realidad es que el Barcelona llegará al clásico en una posición que no esperaba, a seis puntos del Real Madrid y con la posibilidad de ver muy disminuidas sus opciones cuando la Liga española todavía no llegó siquiera a la mitad.
 
Es momento para que Luis Enrique dé con la tecla -táctica y psicológica- porque el sábado sólo le quedarán dos opciones: la redención a través de la victoria o el derrumbre por el camino de la derrota. Un balance de dos victorias, dos empates y una derrota en los últimos cinco encuentros hablan de un equipo que se convirtió en vulnerable.
 

Tags:

  • barcelona
  • la liga
  • clasico
  • española

Lee también

Comentarios