Lo más visto

Alcaldía y Asociación Negro Naranja en litigio por estadio

La comuna migueleña quiere rescindir un contrato de explotación comercial sobre el estadio Juan Francisco Barraza firmado con la Asociación en 2009, en el marco de la inminente remodelación del inmueble.
Enlace copiado
Alcaldía y Asociación Negro Naranja en litigio por estadio

Alcaldía y Asociación Negro Naranja en litigio por estadio

Enlace copiado
El estadio Juan Francisco Barraza es propiedad de la Alcaldía Municipal de San Miguel, pero la Asociación Atlética Negro Naranja es desde 2009 la institución que obtiene las ganancias por la explotación comercial del inmueble, gracias a un contrato que vence en 2023. La comuna quiere rescindir el acuerdo, pero podría pagar hasta 500 mil dólares si no encuentra otra solución legal para hacerlo.
 
Así se resume el litigio en el que están enfrascados ambas partes, a pocos días para que arranque un plan de remodelación del estadio Barraza en el que hay de por medio dinero público que aportará el gobierno central, a través del Instituto Nacional de los Deportes (INDES), y que podría beneficiar indirectamente a un ente privado si no se logra revertir la situación.
 
Todo comenzó el 22 de octubre de 2009, cuando la Alcaldía, que entonces dirigía Will Salgado, firmó dos contratos con la mencionada Asociación Atlética Negro Naranja. En uno se comprometía a arrendarle todo el terreno del estadio a dicha institución durante los próximos 14 años, por un monto de 8 mil 500 dólares, a razón de una cuota de 50 dólares mensuales, más el pago de los servicios básicos y su mantenimiento. 
En el otro le concedía los derechos de explotación comercial del recinto durante el mismo período de tiempo y por otros 8 mil 500 dólares, en la misma forma de pago. Este acuerdo implica que la Asociación obtiene las ganancias exclusivas por toda venta y comercio dentro del estadio, incluso por la venta  de espacios publicitarios y las entradas a espectáculos deportivos.
  
Este último contrato, al cual EL GRÁFICO tuvo acceso, incluye además una cláusula en la que determina que si la Alcaldía quiere acabar el contrato antes del plazo señalado debe cancelar a la Asociación un monto de 500 mil dólares, es decir, 35 veces más del monto que debe pagar esta institución a la comuna.
 
Ayer, el actual alcalde de San Miguel, Miguel Pereira, afirmó que buscan la manera para revertir el contrato firmado en 2009, pues considera que es totalmente abusivo. “Este acuerdo es totalmente lesivo para el municipio, para la ciudad y para los intereses del deporte a nivel de país y de San Miguel”, manifestó.
Pereira dijo que este contrato no les impide invertir en el estadio y en su remodelación, pero que es injusto que la comuna que él dirige no obtenga ganancias por el inmueble. “Hemos citado a la gente de esta Asociación y no han llegado a la Alcaldía. La cláusula de pagar medio millón de dólares, que saldrían de los impuestos de los migueleños, por revocar el contrato me parece perversa y pícara. Yo esperaría que lleguemos a un consenso por el bien del fútbol y del deporte en general”, agregó.
 
EN MEDIO
Pereira pidió ayer mismo la mediación de Pedro Arieta, presidente de Club Deportivo Águila y jefe de Amílcar Mijango, actual gerente del equipo aguilucho y presidente de la Asociación Negro Naranja. Sin embargo, Arieta aseguró que como equipo de fútbol profesional no tienen nada que ver con la institución que dirige Mijango.
 
“Hay un mal entendido. Nosotros no tenemos nada que ver con la Asociación Negro Naranja, somos ajenos a ellos. Nosotros hemos presionado a Amílcar (Mijango) para que renuncie, pero tampoco lo podemos tomar del pelo y obligarlo. Yo creo que él (Pereira) tiene sus abogados en la Alcaldía y ellos verán la manera jurídica y técnica para intentar solucionar este problema”, manifestó.
  
Además, Arieta dijo que al estar en medio de las dos partes prefiere no tomar partido: “Uno (la alcaldía) nos permite jugar en su cancha y otro (la asociación) comparte sus ganancias con nosotros por las ventas. Nuestra posición es neutral”. 
 
El presidente aguilucho dijo que en los partidos del Águila es la Asociación Negro Naranja la que cobra las entradas y la que obtiene las ganancias por las ventas, y luego le da cierto porcentaje de ello al equipo como contribución. Lo mismo hace con el Dragón, otro equipo de la primera división profesional que juega como local en el Barraza.
 
EL GRÁFICO intentó contactar ayer a Mijango para conocer su postura en el tema, pero el presidente de la Asociación se excusó diciendo que estaba en una reunión y luego no volvió a atender su teléfono celular.

Tags:

  • juan francisco barraza
  • san miguel
  • aguila
  • primera division

Lee también

Comentarios