Algunos no nos ven con buenos ojos”

El Luis Ángel Firpo no solo tiene que batallar contra sus rivales en la cancha, sino que durante este torneo el entorno también lo hace tener una pelea extra fuera del terreno de juego, que requiere mayor atención por parte de la directiva y el cuerpo técnico.
Enlace copiado
Enlace copiado
Situado en el segundo lugar de la tabla de posiciones del grupo B de la Segunda División, con nueve puntos, junto al Topiltzín y el Audaz, el Firpo está a tres puntos, con juego menos, del líder Ciclón del Golfo. La apuesta pampera es no ceder más terreno a sus rivales y consolidar su juego, haciendo valer el peso de alguno de sus jugadores.

Los toros se preparan para enfrentar al Liberal de Quelepa, rival al que ya le han ganado en su feudo (0-3 en el Apertura 2014), pero del que saben que esta vez será un juego diferente, según lo estima el técnico Nelson Ancheta, quien conversó con LA PRENSA GRÁFICA sobre el presente del equipo usuluteco.

¿Qué aspectos está mejorando el Firpo tras un torneo un poco complicado?

Estamos trabajando mucho en la definición. Somos un equipo que constantemente ataca al rival, pero así como nos pasó el domingo nos cuesta anotar y en vista a eso estamos metiéndole a la definición. Tenemos muchas llegadas pero no concretamos, por eso le estamos metiendo de lleno a mejorar ese apartado, por lo que esperamos que ante el Liberal haya alguna mejoría, porque sabemos que será difícil ante ellos y tendremos que aprovechar las oportunidades que se nos presenten.

A pesar de perder dos partidos (uno en mesa), están a tres puntos del líder y con un juego menos...

Es importante destacar que nos mantenemos en zona de clasificación. Por ahora estamos a la espera de una resolución oficial sobre el punto que nos quitaron ante el Audaz porque eso nos haría recortar más la distancia con el líder; sin embargo, nos mantenemos en esa zona que es lo que importa para alcanzar una clasificación a la siguiente fase, que es uno de nuestro objetivos para optar a llegar a la liga mayor.

¿Considera que el Firpo está en la mirada de muchos?

Sí, aunque algunos no nos ven con buenos ojos. Por eso es que a veces a un equipo grande no lo miden con la misma vara como a otro, pero sabemos que tenemos que tratar de poner de nuestra parte en muchos aspectos. El hecho que la afición pampera haya fallado no quiere decir que en otros lados no se falle. Nadie dijo nada cuando nos agarraron a pedradas el microbús en Apastepeque, lo que pasa es que nosotros no lloramos como lo hizo el Audaz. Solo se fijaron en lo que hizo la afición de Firpo, ahora vamos a tratar de prevenir que sucedan ese tipo de situaciones. Como dije, a veces nos ven con envidia

¿Se siente objeto de críticas por su paso en Liga Mayor?

El hecho que haya estado en equipos grandes, que tenga un prestigio a nivel nacional provoca que algunos sienten recelo. Se da por parte de algunos aficionados y hasta técnicos. Tratan de desesperarme cuando doy indicaciones, pero a todo estoy acostumbrado.

¿Ha bajado su crítica al arbitraje?

Lo que sucede es que si los árbitros en Primera División tienen deficiencia, en Segunda es más. En la Liga Mayor a veces el árbitro falla no por desconocimiento, sino por capricho, en Segunda se equivocan por desconocimiento. Por eso es que procuramos manejarnos mejor en el campo. Una vez un cuarto árbitro, que es amigo mío, me dijo: “No, profesor, lo que pasa es que cuando veníamos me dijo el árbitro que lo iba a expulsar”. Algunas veces los réferis no tienen mucha experiencia o el rodaje necesario para manejarse dentro del campo. Algunos nombres de entrenadores les pesa a los árbitros.

¿Intimida usted a los árbitros?

No, algunas veces se les hace ver algún error. En el juego ante el Ciclón del Golfo que me expulsaron yo le pedí una tarjeta al árbitro para el jugador que le había hecho una entrada fuerte a Marlon Martínez, pues en una jugada anterior amonestó a un jugador nuestro por una falta más leve, no le gustó y por eso me expulso. No lo intimidé.

¿Afecta también a sus jugadores el tema del arbitraje?

Para evitar eso he pedido a mis jugadores que procuren no meterse con los árbitros. Si se fija en mi equipo, no sale un jugador expulsado, porque les digo que no reclamen, que no finjan lesiones, que no se tiren al suelo. No me gusta perder tiempo, no soy partícipe de tirar la pelota fuera, no me gustan esas tácticas. Les pido que jueguen fútbol.

Tags:

  • ancheta
  • entrevista
  • firpo
  • segunda

Lee también

Comentarios

Newsletter