Alianza golea al Sonsonate y se afirma como líder

Los albos fueron superiores al Sonsonate y le saca siete puntos al segundo lugar.
Enlace copiado
Alianza golea al Sonsonate y se afirma como líder

Alianza golea al Sonsonate y se afirma como líder

Enlace copiado
Con una sobredosis de fútbol letal, el Alianza defendió ayer éxitosamente el liderato del torneo y profundizó la crisis de resultados que atraviesa el Sonsonate en la recta final del campeonato. 

El cuadro paquidermo echó mano de su mejor rutina futbolera sobre la hierba y diluyó a un cuadro cocotero que mostró poco bagaje ofensivo para revertir la seguidilla de cuatro derrotas que traía antes de jugar esta fecha. 

Los zapatazos de Alexander Larín, Gustavo Guerreño fueron y un doblete de Rodolfo Zelaya fueron determinantes está vez para encumbrar con autoridad a un cuadro capitalino que camina hacia la liguilla con pocos rasguños en su maquinaria pesada. 

Si bien el cuadro cocotero saltó amenazante a través de algunos tiros libres en los primeros minutos, el cuadro paquidermo gozó siempre de las prestaciones de un partido con bastantes espacios y con un rival que no lograba marcar un juego de conjunto. 

En la tómbola central, Rivera y Valencia destruían con facilidad los intentos de filtración de Mejía, Rivas y Barahona. En punta Rodolfo Zelaya y Gustavo Guerreño gozaban de buena conexión con mediocampo, mientras que en la zaga Darío Ferreira marcaba la pauta para el resto de su línea. 

Los elefantes dominaban, engañaban y apretaban bien a un conjunto cocotero, que pese al acoso rival, mostraba de vez en cuando algunos chispazos de juego vertical. Su principal referente era Rivas, quien buscaba por aire y tierra tratar de quitarle agonía a los primeros compases. 

El juego de los paquidermos apostaba por marcar prolongaciones elevadas que pronto encontraban a la delantera paquiderma con buena proyección en la frontal.

La ventaja era que, ante la crisis de resultados, los cocoteros jugaban con las líneas adelantadas y dejaban que el fútbol cerebral de los elefantes fluyera como una cascada por los carriles ofensivos. 

Camino a los goles 

El pasillo central era un desfiladero de emociones para los pupilos de Jorge Rodríguez y a los ocho minutos señaló el rumbo del arco, mediante una acción dilatada en el área. Rodolfo Zelaya se perfiló en velocidad con el cuero dominado y sacó a pasear la pierna izquierda con potente cañonazo. 

El balón se remató contra el larguero y permitió un respiro ligero para los occidentales. En el rebote, Guerreño apareció e intentó emboquillar el esférico, pero se fue de pasada. La oportunidad llegó entonces para Larín, quien tras un rechace desesperado fe la zaga contraria, recuperó de nuevo el balón y sacó un zurdazo que puso orden el el área. 

El gol en orden astilló por completo el esquema cocotero y permitió que la armada alba levara anclas en suelo rival con un dominio inmejorable. Comenzaron a hacer fila en busca del segundo Zelaya y Cerén, pero el gol de la tranquilidad no maduraba. 

El segundo gol dio avisos de buena suerte para los visitantes hasta los 30'. A Guerreño le cometieron falta en el área y, por indicación del asistente, el central sancionó penalti para agrado de los albos. Zelaya se paró frente al esférico y le cruzó el tiro al "Motor" Contreras para desatar la alegría en los corazones albos. 

La respuesta de los occidentales llegó tres minutos después, luego de que el réferi pitara otro penalti, pero en el área elefante. El encargado de castigar fue Elman Rivas, quien conectó un tiro tibio que burló sin problemas a Arroyo. 

Con un gol de diferencia en el marcador, los albos no saltaron el pie del acelerador y siguieron hostigando la cabaña rival, hasta que tumbaron otra vez el pórtico cocotero con un tiro raso de larga distancia de Guerrero que dejó petrificada a la zaga rival. 

En el complemento, pareció que el los locales encontrarían el segundo a favor, dado el empuje que mostraron en algunas aproximaciones de Rivas, Dos Santos y Portillo. 

Sin embargo, todo ese esfuerzo cayó en sacó roto, tras una gran reacción de los paquidermos para marcar el cuarto tanto a su cuenta en una jugada de buenos circuitos.

Desde el mediocampo, Cerén telegrafió un pase raso para Larín, quien con buena espacio de filtró por la izquierda y sirvió en el corazón del área para que Zelaya se luciera con un potente remate que dejó sin opciones a Contreras. 

Con el partido prácticamente perdido, el conjunto cocotero trató de ofrecer un poco de dignidad a través de un despliegue de juego ofensivo. Sin embargo, todo fue inútil. Ni la inyección de velocidad del juvenil Nelson Morales ni el tanto de Dos Santos fueron suficientes para evitar la quinta derrota en fila del torneo. 

Tags:

  • alianza
  • sonsonate
  • clausura 2017

Lee también

Comentarios

Newsletter