Lo más visto

Más de Deportes

Alianza impuso respeto en el Simeón Magaña

Los paquidermos le dieron vuelta al marcador y toman ventaja para el partido de vuelta. 

Enlace copiado
Rodolfo Zelaya selló la victoria de 2-1 del Alianza ante Once Deportivo. / Foto: cortesía Alianza.

Rodolfo Zelaya selló la victoria de 2-1 del Alianza ante Once Deportivo. / Foto: cortesía Alianza.

Enlace copiado

Alianza se apegó a la calidad de sus jugadores y su experiencia en estas instancias para remontar en el marcador y derrotar en la idea de los cuartos por 1-2 al Once Deportivo. 

Volvió a marcar Rodolfo Zelaya y volvió a mostrar una capacidad superior de recuperación para imponerse a un error en los primeros minutos para darle la vuelta al partido e irse de Ahuachapán con una importante ventaja para la vuelta. 

No es que Alianza haya sido excesivamente superior pero si supo aprovechar sus ocasiones. En las dos más claras sentenció gracias al tanto de Romero luego de un error y a la exquisita definición de Fito para el definitivo 1-2. 

Alianza aspiraba a repetir lo hecho ante Sonsonate la fecha pasada. Con notables cambios en su alineación, a esto se sumaba la baja de última hora de Osvaldo Blanco. El atacante abandonó por motivos personales, lo que además dejó atrás el debate y le dio la titularidad al atacante Rodolfo Zelaya. 

Y los ojos estaban puestos en lo que pudiera hacer el atacante salvadoreño. Ya en conferencia de prensa el técnico Meléndez destacaba la importancia de recuperar la mejor versión del "22", que ya anotó pero que todavía no se encuentra en su mejor versión física pero que ya demostró que puede marcar diferencia. 

Once Deportivo tenía poco que perder y mucho por demostrar. El cuadro ahuachapaneco fue uno de los más efectivos en la fase regular y demostró que en casa tiene la solidez suficiente para complicar a cualquier rival. 

Pronto empezó la fiesta para el local. Un terrible, inexplicable e inoportuno error de Henry Romero en siete minutos permitió que David Rugamas robara el balón al borde del área y, sin marca, mandó a guardar el balón al fondo de la red. 

El gol caía pronto, el Once era mejor y jugaba prácticamente de memoria pero Alianza no iba a bajar los brazos, el empate estaba por llegar y así fue, ya que en 12 minutos, de cabeza, Henry Romero igualaba las acciones ante la pobre reacción local en defensa. 

El partido volvía a empezar. Por delante dos cuadros que jugaban de memoria pero ofensivamente el local presentaba más propuesta, ya que por Alianza la soledad con la que Zelaya transitaba el área rival. 

Los paquidermos generaban peligro a balón parado. El primer gol de los capitalinos ejemplificaba las dificultades del tanque para defender la estrategia rival. En cada tiro de esquina, "Tigana" daba indicaciones. Sobre 29', Fito Zelaya reafirmaba las opciones de peligro luego de un cobro de falta de Juan Carlos Portillo que el atacante mandó por encima del poste. 

Fue precisamente Zelaya quien volvía a darle la remontada al albo. Un pase filtrado tomó mal parada a la defensa y dejó solo al atacante, que tuvo todo el tiempo del mundo para detener el balón, ver a puerta y mandar el disparo de globito por encima de Yonatan Guardado. 1-2. 

Al final del primer tiempo, la posesión de dividía pero la experiencia pesaba. Con muy poca llegada Alianza y en las dos más claras, Alianza mostraba si efectividad y porque fue uno de los más goleadores de la fase regular. 

Con Fernando Castillo y Elvin Alvarado, el Once Deportivo intentó explotar la velocidad de las bandas, pero la dificultad de los volantes para filtrar balones y el acertado momento defensivo de los albos, luego de un horrible arranque, les permitía a los de Meléndez cerrar filas y jugar con la desesperación del local. 

DESTELLOS 

Once Deportivo tenía destellos de superioridad en el complemento. Al 59' una escapada de Fernando Castillo estuvo apunto de generar el empate sino es por la justa barrida del lateral Jonathan Jiménez, que despejó sobre lo último. 

Alianza cerró filas con el ingreso de Rubén Marroquín y el tanque fronterizo no se cansaba de fallar. Al 64' David Rugamas mandaba afuera un mano a manos ante el grito de lamento en el Magaña. 

La desesperación terminó por hundir al local. Con el físico a tope y tras la inyección de velocidad que hizo Alianza sobre la recta final con el ingreso de Óscar Rodríguez y Wilfredo Cienfuegos, al Once le tocó cerrar el partido corriendo tras el rival y sin generar más llegada. 

Los de casa se ahogaron con su propia desesperación. Alianza se va con ventaja significativa para el partido de vuelta. La experiencia pesó

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines