Lo más visto

Allan Murialdo, nervioso en el estadio Quiteño

Hay una campaña de los aficionados fasistas en su contra, pero ayer recibió el respaldo de su compañero y hoy se sinceró con EL GRÁFICO. Leé lo que dijo.
Enlace copiado
Allan Murialdo, nervioso en el estadio Quiteño

Allan Murialdo, nervioso en el estadio Quiteño

Enlace copiado
Allan Murialdo, delantero del FAS, reconoció que no tuvo su mejor partido en la vuelta de cuartos de final ante Águila y también hace autocrítica sobre su rendimiento. Admite abiertamente que el domingo los nervios le jugaron una mala pasada, pero también deja en claro que hace su mejor esfuerzo.
 
El argentino confesó que un aspecto que no le permitió jugar con más soltura ante los emplumados fue ver el Óscar Quiteño abarrotado de hinchas tigrillos. Aseguró que muy pocas veces había jugado ante una buena asistencia de público.
 
"La verdad... cuesta, cuesta, cuesta, porque el estadio estaba imponente. Pero yo creo que en la jugada más clara del domingo me venía picando muy mal la pelota y cuando la paro, la quiero colocar al segundo palo, pero me la saca el defensor. Si no hubiera sido otra cosa", explicó el atacante gaucho.
 
Por su actuación ante los emplumados, el atacante ha recibido muchas críticas de parte de la afición tigrilla, sobre todo en redes sociales, donde algunos han empezado una campaña en su contra con el #NoMetanAMurialdo.
 
Sin embargo, el jugador ha contado con el respaldo del cuadro tigrillo, que ha reiterado su confianza en el suramericano para las semifinales contra Alianza.
 
"Apoyo total a nuestro compañero Murialdo, estamos a las puertas de una semifinal y lo unico que necesitamos son solo VIBRAS POSITIVAS! Juntos somos más fuertes. PumPumFas", tuiteó Raúl Renderos, capitán tigrillo.
 
 
Incluso la Turba Roja, la barra organizada del FAS, salió en su defensa:
 
 
Murialdo suma su segundo torneo en Santa Ana, luego de militar en Firpo y Dragón. Actualmente suma tres tantos marcados en el Apertura 2017, luego de 21 duelos jugados.
 
 
AUTOCRÍTICA
El gaucho consideró que ante Águila falló oportunidades claves de gol, pero señaló que fueron jugadas con mucha dificultad para definir.
 
"En lo personal, estoy triste. La verdad es que duele mucho. La afición de FAS exige mucho y está muy bien. Y cuando no vienen los goles, uno se agüeva, pero vamos a intentar levantarnos en estos partidos que quedan", reflexionó el delantero suramericano.
 
El argentino disfrutó de al menos dos chances claras para romper el 1-1, pero fue bien anticipado por la zaga negronaranja. En la más clara, gestada a los 76', quedó frente al pórtico rival, listo para hundir el balón, pero tuvo problemas para empalmar el balón luego de recibirlo con un mal pique.
 
"Yo soy autocrítico y sé que son rachas que pasan, pero sé que es mi puesto y tengo que hacer goles. Obviamente esto pasa hasta Europa. Con todo lo que les pagan, los delanteros no hacen goles, pero yo sé que es mi trabajo, tengo que hacerlo bien y me debo al grupo", afirmó el atacante gaucho.

Tags:

Lee también

Comentarios