Alma de la fiesta

Luis Hinestroza Es de los culpables del momento que vive Santa Tecla.
Enlace copiado
Fiesta. El colombiano Luis Hinestroza suma cuatro goles en las primeras 10 fechas.

Fiesta. El colombiano Luis Hinestroza suma cuatro goles en las primeras 10 fechas.

Alma de la fiesta

Alma de la fiesta

Enlace copiado
Desde mediados del Apertura 2015, el colombiano Luis Hinestroza se perfiló como una de las figuras del Santa Tecla y en el actual torneo sigue destacando por sus goles y por su calidad en lo que más le apasiona.

El fútbol acaparó la vida de Hinestroza desde muy pequeño, y gracias al apoyo de sus padres pudo formarse en su natal Colombia, hasta convertirse en jugador profesional y viajar a México para debutar en primera división.

Pero su paso por México no solo le dejó la experiencia en las diferentes ligas del país azteca, también le dejó lo más importante en su vida: su familia.

El futbolista recuerda cómo conoció a su esposa Laura en México, cuando jugaba en el San Luis FC de la primera división. “Salí a la calle a comerme unos tacos cerca de mi casa, yo me había perdido, no llevaba mucho ahí y no tenía un celular para poderme comunicar a la casa donde vivía. Iba pasando ella y le pregunté por la calle, y ella me llevó a mi casa, y atrevidamente le pedí el número, porque le dije que algún día la iba a invitar a comer algo y ahí la fui conociendo un poco, ella trabajaba mucho y me costaba, hasta que se me dio la cita”, cuenta el jugador con una sonrisa en el rostro.

Según Hinestroza, lo más difícil ha sido separarse de su familia para venir a jugar a El Salvador, pero ahora se siente satisfecho, pues tanto su esposa como su hijo Edwar llegaron hace menos de un mes al país.

“Con mi hijo me ha tocado un poco difícil, porque me ha tocado salir y dejarlos a ellos, y la etapa de los niños de tres años es cuando más quieren estar con sus papás, pero gracias a Dios lo tengo aquí y me da mucho gusto tenerlos aquí”, explica.

Con la llegada de su familia, la rutina en el día a día del jugador tecleño cambió. Antes prefería descansar luego de los entrenos, pero ahora incorporó las actividades de su esposa y su hijo a las propias.

“Cuando estoy aquí en la casa que llego de entrenar, desayunamos juntos, descansamos, pero en las tardes salimos a pasear con ellos, salimos al parque. Mi hijo apenas tiene tres años y medio, lo tengo que llevar al parque a jugar y todo, y mi esposa que va al gimnasio, la acompaño a hacer lo que a ella le gusta”, dice.

Corazón en Colombia

Aunque su esposa y su hijo están en el país, el futbolista también resiente la ausencia de sus padres y hermanos, quienes fueron su gran apoyo en sus inicios en el fútbol.

“Me gustaría estar con ellos presentes en un partido. Sé que a mis padres no les gustaría que de pronto me pegaran una mal patada, porque a nadie le va a gustar, pero sí tenerlos en El Salvador y que me puedan ver en un partido oficial de primera división”, comenta el jugador que ha conseguido 10 goles para el representativo tecleño.

El delantero Luis no es el único que se dedica a jugar fútbol en la familia Hinestroza Córdoba; su hermano Diomer, actualmente milita en Alianzas Plataneras de Colombia.

“Es un chico que juega muy bien al fútbol. Trato de ayudarlo, ahorita que fui en diciembre me senté con él, trato de darle buenos consejos, que si le gusta algo que lo haga, que lo obtenga de la mejor manera, agarrando los buenos consejos, porque llegar a los buenos consejos no es fácil. Me siento orgulloso de él porque sé que él va a llegar lejos”, dice el jugador colombiano.

Según Hinestroza, uno de sus sueños es poder jugar con su hermano, ya sea en el mismo equipo o como rivales fuera de su país natal Colombia.

“Ya le dije que estoy tratando de ayudarlo para que venga a jugar al fútbol salvadoreño, porque me ha gustado jugar acá y espero quedarme acá un tiempo más”, señaló el futbolista que todavía tiene contrato por cumplir con el equipo verdiazul.

Lee también

Comentarios

Newsletter