Lo más visto

Aplastó al Celtic

El Barcelona arrolló al Celtic por 7-0 y borró el mal sabor de su caída liguera.
Enlace copiado
Aplastó al Celtic

Aplastó al Celtic

Aplastó al Celtic

Aplastó al Celtic

Enlace copiado
Lionel Messi rubricó una tripleta de goles al liderar una exhibición de talento del tridente sudamericano del Barcelona, que despachó ayer 7-0 al Celtic para su victoria más aplastante en una Liga de Campeones y desquitarse de la derrota que había sufrido el fin de semana en la liga española.

Las cuentas de la “MSN” en su primera prueba por recuperar el título europeo fueron abrumadoras en el Camp Nou ante un débil equipo escocés.

Primero, Messi alcanzó las 85 dianas en el torneo al firmar un triplete a los 3, 27 y 60 minutos. Como si eso no fuera suficiente, también dio una asistencia.

Luego, en plan de elaborador de juego, el brasileño Neymar repartió cuatro asistencias y se unió a la fiesta al anotar un golazo de tiro libre a los 50'.

Finalmente, el uruguayo Luis Suárez facturó los últimos dos tantos de la noche a los 75' (con un espectacular control y volea en la definición) y 88'. Andrés Iniesta también remeció las redes a los 59' para completar los anotadores.

La pencilada de la noche fue el segundo gol de Messi tras tirar paredes con Neymar en el borde del área, con el argentino prácticamente caminando para anidar el balón en el fondo.

El técnico del Barcelona Luis Enrique resaltó la figura de Messi, por su capacidad para causar zozobra por todas partes del terreno de juego.

“Desde que estoy aquí y antes me consta que tiene libertad. Es el que mejor interpreta el juego. Es el fútbol total”, señaló el estratega. “Qué poco inteligente seríamos si le pusiéramos límites. Por eso es el mejor jugador de todos los tiempos, por sus números y visión futbolística”, agregó el entrenador.

El 7-0 por el grupo C superó el margen de victoria más abultado del Barcelona en una Champions hasta ahora, que fue el 7-1 endosado a Bayer Leverkusen en 2012.

Celtic pudo haber nivelado transitoriamente el marcador tras el primer gol de Messi, pero su delantero francés Moussa Dembélé desperdició un penalti ante un adversario que venía de perder 2-1 ante el recién ascendido Alavés. El disparo tapado por el arquero Marc-André ter Stegen acabó de desatar el vendaval azulgrana.

Lee también

Comentarios