Lo más visto

Más de Deportes

Así gana el Madrid

Real Madrid sufrió hasta lo último para poder ganar ayer al Sporting de Lisboa.
Enlace copiado
El gol. Álvaro Morata dio el triunfo al Real Madrid en el inicio de la fase de grupos de Liga de Campeones.

El gol. Álvaro Morata dio el triunfo al Real Madrid en el inicio de la fase de grupos de Liga de Campeones.

Así gana el Madrid

Así gana el Madrid

Enlace copiado
El Santiago Bernabéu vivió ayer otra noche de épica y disfrutó de un vibrante triunfo 2-1 del Real Madrid ante el Sporting de Portugal, gracias a una remontada fraguada en los minutos finales del encuentro.

El campeón de Europa arrancó la nueva Liga de Campeones con un enorme sufrimiento y los goles postreros de Cristiano Ronaldo y Álvaro Morata sirvieron para inutilizar el tanto de Bruno César para un gran Sporting de Portugal, al que se le escapó un triunfo que tenía en la mano.

Fue un encuentro que se desarrolló con clara superioridad del equipo visitante durante 70 minutos —en los que hacía justicia el tanto de Bruno César, al 47' aprovechando un yerro en defensa, de parte de Luka Modric—, y que finalmente puso a prueba la capacidad de supervivencia del Real Madrid, que perdía 1-0 en el minuto 88 y que remontó con ese gen que aporta su escudo y que se ha visto muchas veces engrandecido en la Liga de Campeones.

El Sporting respondió en el Bernabéu a su fama de equipo con personalidad y su técnico, Jorge Jesús, le hizo un partido muy incómodo a los blancos. Creó superioridad en el centro del campo y el Real Madrid tuvo infinitos problemas no solo para crear ocasiones, sino incluso para llegar al área contraria, algo que enmendó en el segundo tiempo con las llegadas de Lucas Vásquez y el colombiano James Rodríguez.

Esas incorporaciones dieron al equipo español acumulación de llegadas más por corazón que por fútbol. A ocho minutos del final tuvo una ocasión muy clara con un remate de Cristiano Ronaldo, que se estrelló en el palo y luego Carvajal disparó fuera, por poco.

A un minuto del final llegó una falta protestada por el Sporting de Portugal y el lanzamiento de Cristiano Ronaldo, al ángulo, permitió el empate. Una bala más le quedaba al Real Madrid y la gastó. En el tercer minuto del tiempo de descuento centró James Rodríguez y Morata conectó un cabezazo para el triunfo.

Lee también

Comentarios