Lo más visto

Astros superó en todas las facetas a los Dodgers

Los de Houston ganaron 5-3 ayer el tercer cara a cara de la Serie Mundial de Béisbol. Además lideran la serie 2-1.

Enlace copiado
Astros superó en todas las facetas a los Dodgers

Astros superó en todas las facetas a los Dodgers

Enlace copiado

Houston, EE.UU. De nuevo, la presencia de un pelotero latino, esta vez del primera base cubano Yuli Gurriel, volvió a ser decisivo en el triunfo que los Astros de Houston lograron esta noche por 5-3 ante los Dodgers de Los Angeles en el Tercer Partido de la Serie Mundial, que ahora dominan por 2-1 al mejor de siete.

Gurriel lideró el bateo oportuno de los Astros que tuvieron su mejor inspiración ofensiva durante el segundo episodio cuando lograron un racimo de cuatro carreras que fue decisivo.

El toletero cubano, primer año completo en las Grandes Ligas, pegó cuadrangular que puso en marcha el ataque despiadado de los Astros en el segundo episodio contra el abridor japonés Yu Darvish, que se vio desbordado ante tanta presión y poder.

La ofensiva incluyó sencillos productores del jardinero venezolano Marwin González y del receptor Brian McCann, así como un elevado de sacrificio del tercera base Alex Bregman.

El jardinero Brian Springer marcó la pauta de la gran exhibición ofensiva de Houston, al pegar doblete en el primer turno del duelo.

MUCHO DOMINIO
A partir de ese momento, los 43 mil 282 aficionados que llenaron las gradas del Minute Maid Park, comenzaron a hacer un ruido que se volvió aún más ensordecedor en una noche en que se corrió el techo retráctil del estadio, para evitar el viento intenso en la ciudad.

El verdadero vendaval corrió por cuenta de los Astros, que tuvieron a todos los bateadores con al menos un imparable o un boleto, para garantizar que la presión ofensiva no cediese.

En una noche de pesadilla, el japonés Darvish trabajó apenas un episodio y dos tercios, su apertura más breve en las Grandes Ligas, en lo que fue el debut en un partido de la Serie Mundial.

Lance McCullers Junior, especialista en la curva, toleró tres carreras y cuatro imparables en cinco entradas y un tercio, pero se llevó el triunfo.

Peacock siguió con un relevo de tres capítulos y dos tercios sin admitir hit, con lo que se acreditó el salvamento y se convirtió en otro de los factores ganadores de los Astros.

Nunca antes Houston había ganado un encuentro del Clásico de Otoño como local. En 2005, los Astros fueron barridos por los Medias Blancas de Chicago (4-0).

Tags:

  • Houston Astros
  • Los Ángeles Dodgers
  • MLB
  • Béisbol
  • Serie Mundial

Lee también

Comentarios