Bale está de vuelta

El galés regresó y marcó un gol en gane del Madrid sobre el espaÑol.
Enlace copiado
El tanto. Momento en el que Gareth Bale vence al portero del Español Diego López para marcar el segundo gol del Real Madrid.

El tanto. Momento en el que Gareth Bale vence al portero del Español Diego López para marcar el segundo gol del Real Madrid.

Bale está de vuelta

Bale está de vuelta

Enlace copiado
Tres meses después de su último gol, el galés Gareth Bale regresó a la Liga española para redondear la victoria del Real Madrid por 2-0 frente al Español, afirmar a su equipo en la cima y dejar definitivamente atrás su larga lesión. 

Tras casi 90 días de inactividad, 20 minutos le bastaron a Bale para protagonizar una carrera de 50 metros y, tras una asistencia de Isco, sentenciar el duelo por la jornada 23 del campeonato doméstico, definiendo con la pierna izquierda a la perfección. 

Evocando sus mejores momentos, el tanto del recuperado Bale cerró, en el minuto 83, el marcador que en el 33' había abierto Álvaro Morata, el hombre al que sustituyó, y completó un escaso pero valioso triunfo para los dirigidos por Zinedine Zidane. 

Aún con dos partidos aplazados respecto de sus rivales, los blancos lideran ahora la Liga con 52 puntos, cuatro más que el Barcelona, que hoy recibe al débil Leganés presionado por el 4-0 que sufrió el martes ante el París Saint-Germain en la Liga de Campeones.

Dominador del choque en líneas generales, al Real Madrid le costó, sin embargo, generar ocasiones claras de gol. 

Quizá los numerosos cambios que introdujo Zidane tuvieron algo que ver con esa incapacidad blanca para someter a un Español que, básicamente, se defendió. 

La intención de su entrenador, Quique Sánchez Flores, de poner fin a 21 años sin conocer la victoria en el estadio Santiago Bernabéu se tradujo a la postre en un equipo muy replegado, que presionó sin agresividad al medio campo blanco y apenas atacó. 

Así, el balón pasó poco por los pies del alemán Toni Kroos y del croata Mateo Kovacic, y mucho por los de Isco, principal agitador del ataque blanco.

Suyo, de hecho, fue el servicio que Morata cabeceó al fondo de la red para abrir el marcador.

Como acostumbra, el internacional español volvió a reivindicar más minutos en el 11 de Zidane con los goles que le cuesta marcar a Benzema, el hombre que habitualmente ocupa su lugar.

De Morata habría sido el protagonismo del triunfo madridista de ayer si Bale no se lo hubiera robado con su esperado y acertado regreso.

Lee también

Comentarios

Newsletter