Lo más visto

Baltimore gana 34-31 a San Francisco en el Súper Bowl del apagón

En el intermedio, Beyoncé, vestida con un minivestido de cuero negro electrificó a Estados Unidos con un espectacular show de 15 minutos, que además reunió a sus dos ex compañeras de Destiny's Child.
Enlace copiado
Enlace copiado
Baltimore Ravens logró hoy su segundo título del Super Bowl del fútbol americano al ganar por 34-31 a San Francisco 49ers en un emocionante partido marcado por un apagón que interrumpió la final durante 35 minutos.

Los Ravens ganaron su primer título en 2001 y repiten ahora tras haber llegado sufriendo a los playoffs y a la final, camino de la cual derrotaron fuera de casa a Denver Broncos y New England Patriots. Y hoy a San Francisco.

"Si Dios está contigo, ¿quién puede estar contra ti?", dijo el carismático linebacker de los Ravens, Ray Lewis, el único superviviente del título de hace 12 años en los Ravens y que hoy disputó su último partido porque se retira.

"íBaltimore, la llevamos a casa! Lo conseguimos", gritó encendiendo a los aficionados de los Ravens en Nueva Orleans. "No hay mejor manera de dejar la liga", señaló el jugador de 37 años, uno de los mejores jugadores de la historia en su posición.

Pero Lewis no fue el jugador más valioso como en 2001, sino que el elegido fue el quarterback Joe Flacco, que dio tres pases para touchdown y ganó 287 yardas. "Es increíble, no fue fácil, pero así somos", dijo el jugador, de gran brazo y escaso atractivo mediático. "Es lo que sueñas: jugar a esto y ganar. Ya nadie nos la va a quitar", agregó Flacco, que destacó a todos sus compañeros en ataque.

Los 49ers buscaban su sexto título en otras tantas finales. Hoy no pudieron continuar con la racha e igualar el récord de los Pittsburgh Steelers, el equipo más laureado. La gran final del fútbol americano supuso también el triunfo de John Harbaugh sobre su hermano Jim, entrenadores de los Ravens y los 49ers respectivamente. "Le dije que lo quiero y él me dijo felicidades", reveló John Harbaugh, el hermano vencedor. "Es el mejor entrenador de la liga por lo que ha hecho los dos últimos años", elogió a su hermano 15 meses menor.

El Super Bowl fue un duelo fratricida que estuvo a punto de hacer historia por la remontada de San Francisco, finalmente abortada por los Ravens. Y es que el apagón al poco de iniciarse el segundo tiempo supuso un punto de inflexión: negativo para Baltimore y positivo para San Francisco, perdido durante los dos primeros cuartos, sin ataque -apenas seis puntos en dos lanzamientos de campo- y sin defensa.

Flacco dio el primero de sus tres pases para touchdown a 10:36 minutos para el final del primer cuarto. David Akers anotó luego los tres primeros puntos para San Francisco. En el segundo cuarto, de nuevo Flacco conectó con Dennis Pitta para el segundo touchdown de los Ravens.

El quarterback de Baltimore estaba encendido y logró un pase de 56 yardas para Jacoby Jones, que atrapó la pelota y tras romper la cintura al defensor de los 49ers logró un nuevo touchdown. No era para menos su baile de celebración. El resultado era de 21-3 a falta de 1:58 minutos.

Akers cerró la primera mitad con otro lanzamiento que dejó el marcador en 21-6. En la segunda parte, el equipo californiano tenía que hacer historia si quería ganar el Super Bowl pues ningún equipo había remontado jamás una desventaja de diez puntos. Momentos para la reflexión y para Beyoncé, que vestida con un minivestido de cuero negro electrificó a Estados Unidos con un espectacular show de 15 minutos en los que además de cantar en directo y bailar se reunió con sus dos ex compañeras de Destiny's Child.

Tan despistados quedaron los 49ers por Beyoncé que a los 11 segundos ya habían sufrido un nuevo touchdown de los Ravens. Jones logró el retorno desde patada inicial más largo de la historia de la NFL: capturó el saque de San Francisco en su propia zona de peligro y recorrió 109 yardas para poner el 28-6 en el marcador. La explosión de Beyoncé también fundió los plomos del Superdome de Nueva Orleans.

Al poco de reanudarse el partido, a 13:22 minutos para el final del tercer cuarto, se produjo un apagón que obligó a interrumpir el mayor espectáculo deportivo del país por 35 minutos. Baltimore Ravens dominaba claramente por 28-6, pero todo cambió a partir de entonces.

En menos de tres minutos, los 49ers renacieron con dos touchdowns, uno de Michael Crabtree y otro de Frank Gore, y un "field goal" de Akers para acercarse 28-23. Ya en el último cuarto, Justin Tucker cortó la racha de los Ravens con un lanzamiento de campo que puso el 31-23.

Colin Kaepernick respondió para San Francisco con el touchdown en carrera más largo de la historia del Super Bowl para un quarterback. Con 31-29, los 49ers rechazaron buscar el punto extra con el pie y buscaron sin éxito otro touchdown que les hubiera dado el empate a 31.

A falta de 4:22 Tucker amplió de nuevo la ventaja 34-29. San Francisco tuvo su oportunidad para el touchdown a falta de 1:50 minutos, pero la desaprovechó, y Baltimore, ya con la pelota en su poder, cerró el partido para ganar el segundo Super Bowl de su historia.

Tags:

  • super bowl
  • ravens
  • beyonce
  • 49ers
  • fútbol americano

Lee también

Comentarios