Blanco y pálido

Un golazo de David Rugamas bastó para que Juventud se impusiera 1-0 a Alianza y acrecentara la crisis blanca.
Enlace copiado
Superior. Julio Martínez, portero de Juventud Independiente, contiene un intento de ataque de Alianza, ayer, en San Juan Opico.

Superior. Julio Martínez, portero de Juventud Independiente, contiene un intento de ataque de Alianza, ayer, en San Juan Opico.

Juventud Independiente se impuso 1-0 a Alianza ayer en San Juan Opico.

Juventud Independiente se impuso 1-0 a Alianza ayer en San Juan Opico.

Blanco y pálido

Blanco y pálido

Enlace copiado
Juventud Independiente alcanzó un importante triunfo 1-0 en casa sobre Alianza gracias a un golazo de chilena de David Rugamas, para amarrar el tercer lugar en el Clausura 2015 con 15 puntos e infringir la segunda derrota al hilo a los albos y dejarlos no solo derrotados sino también heridos.

El tanto logrado al minuto 27 fue suficiente para que los locales volvieran a la senda del triunfo y ratificar su favoritismo para clasificarse a semifinales.

Ambos equipos llegaron a San Juan Opico con los pies hinchados luego de sus derrotas en la jornada anterior, especialmente los albos, tras el humillante 1-4 sufrido contra el UES.

El local empujó en los primeros 15 minutos de juego, lo que se tradujo en tres tiros de esquina y una ocasión de gol generada por el defensor Yohance Marshall, cuando cabeceó un tiro de esquina y mandó el cuero cerca del palo derecho de la meta defendida por Óscar Arroyo.

Alianza, más precavido, llegó a la meta de Julio Martínez hasta el 14' cuando Jonathan Phillippe fue incomodado por sus marcadores para no rematar a puerta vacía tras un error del portero opicano.

La afición del complejo deportivo dio por pagada su entrada cuando Juventud Independiente marcó uno de los mejores goles en liga mayor en los últimos años.

Una falta de Óscar Jiménez cobrada al revés por el juez Salazar en contra del argentino Córdova a la mitad de la parcela poniente que defendía Alianza generó un tiro libre que Ramiro Carballo cobró perfecto al mandar la pelota a la cabeza del zaguero caribeño Yohance Marshall.

El exseleccionado trinitense prolongó el balón al corazón del área aliancista donde la figura de David Rugamas se elevó en perfecta “chilena” para vencer a Óscar Arroyo, que solo hizo vista a la pelota que se coló justo al centro de su arco para el 1-0.

El tanto fue celebrado de pie incluso por los mismos aficionados albos que se rindieron a la calidad futbolística de Tony Rugamas y su quinto gol del Clausura 2015.

Luego, Alianza no salía de su medio campo y soportó el asedio local que buscaba el 2-0 para no padecer en la parte final del juego. Herbert Sosa, como verdadero director de orquesta, gestó dos llegadas claras que Roberto Domínguez no pudo culminar, gracias al aporte de la zaga blanca y a la buena ubicación de Arroyo.

La postura del juez Héctor Salazar, que se guardó demasiado las tarjetas, puso en vilo el juego en el primer tiempo, al no mostrarla primero a Óscar Jiménez en el tiro libre previo al gol opicano; al igual que a Fito Zelaya y a Gustavo López, que machacaron los tobillos de Sosa.

Alianza asustó por fin a Julio Martínez hasta el 43' cuando un derechazo de Danny Torres chocó en el pecho del meta opicano sin que un jugador albo llegara a rematar.

El primer tiempo terminó con la sensación del segundo gol opicano cuando Rugamas se juntó con Sosa en perfecta pared que el volante opicano culminó con un zurdazo que saludó el poste izquierdo.

Previo al segundo tiempo, el plantel blanco se reunió fuera del camerino y cada uno comenzó a sacar conclusiones de su actuación y a compenetrarse a fin de no salir con una derrota más de suelo opicano, donde no gana desde el Clausura 2013.

Con el ingreso de García Maradiaga por Véliz en Alianza era claro que los capitalinos buscarían reorientarse en el campo.

Empero, Juan Ramón Sánchez replicó la maniobra de Cepeda al mandar al ataque a Irvin Valdés por el colombiano Giraldo para retornar a la dupla nacional de costumbre con Rugamas de referente.

Los albos no hallaban el camino que los llevara a las redes opicanas y poco a poco comenzaron a ceder terreno de juego ante un rival que explotó cada centímetro de su campo de juego.

Los jugadores albos comenzaron a perder la cordura y los reclamos sobre el juez Salazar afloraron hasta el punto en que el argentino Phillippe miró la amarilla ante el delirio del aficionado local.

Alianza echó el resto de su esfuerzo en los últimos 15 minutos, añorando por lo menos un punto de San Juan Opico. Probaron con el juvenil José Iglesias como su último cartucho pero el gol estaba negado.

Así, por más que lo buscó, Alianza se ahogó en su impotencia para sacudir las redes, suma otra derrota y palidece en la tabla. Todo lo contrario de Juventud.

Tags:

  • alianza
  • juventud
  • rugamas
  • clausura
  • lmf
  • ramiro
  • cepeda
  • lisandro

Lee también

Comentarios

Newsletter