Lo más visto

Más de Deportes

Borussia también remontó

El Dortmund goleó 4-0 al Benfica y dijo presente en los cuartos de final de Champions.
Enlace copiado
Enlace copiado
El Borussia Dortmund remontó ayer con un 4-0 la eliminatoria contra el Benfica y se metió por primera vez desde 2014 en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Tres semanas después de ser derrotado por 1-0 en Lisboa, el conjunto germano salió triunfante en su propio campo, con un triplete de un inspirado Pierre-Emerick Aubameyang (4', 61' y 85') y un tanto de Christian Pulisic (59').

Un estadio colmado con 65,000 espectadores sirvió de marco para un partido en que los anfitriones salieron decididos a darle la vuelta a la serie, contra un rival que venía de encadenar siete victorias en todas las competiciones y con la moral alta tras la victoria conseguida en la ida en Portugal.

“Empezamos muy bien, después perdimos un poco el hilo y Benfica estuvo mejor (...) En el segundo tiempo hicimos mucho ‘pressing’ y goles espectaculares”, se congratuló el técnico de los alemanes, Thomas Tuchel.

Con una gran coreografía, la famosa tribuna sur del estadio del Dortmund recordó el legendario 5-0 con el que los alemanes despidieron en 1963 al poderoso Benfica, en los octavos de la Copa de Europa.

El ambiente dio alas al equipo dirigido por Thomas Tuchel, que dio el primer campanazo apenas dio comienzo el cotejo. Ousmane Dembelé efectuó un saque de esquina que Christian Pulisic prolongó de cabeza en dirección al segundo poste, donde Aubameyang se desprendió de su marcador y cabeceó a las redes para el 1-0.

El gabonés anotaba así su cuarto gol en siete partidos de Champions, para borrar la falta de puntería exhibida a la ida, incluido un penalti errado.

Con el paso de los minutos, Benfica equilibró pero sin hacer daño. Además, el Dortmund respondía a cada avance del Benfica con un contragolpe. Así llegó el segundo gol a través de un sobresaliente Christian Pulisic, alineado en reemplazo del lesionado Marco Reus.

Piszczek envió un tiro raso y Pulisic se desprendió hacia adelante para patear un globo por encima de Ederson hacia las mallas. El júbilo de ese gol empalmó poco después con el tercer tanto, nuevamente a cargo de Aubameyang.

Cinco minutos antes del cierre reglamentario, Aubameyang se terminó de sacar el trauma de la ida y volvió a gritar gol, al enviar al arco un pase raso de Erik Durm. Fue el séptimo gol de “Auba” en esta Liga de Campeones, en la que el Dortmund sigue con vida.
 

Lee también

Comentarios