Lo más visto

Campeón solo de nombre

Juventud Indepen- diente humilló ayer en Opico al monarca Isidro Metapán al golearlo 6-1.
Enlace copiado
Humillados.  Eliseo Quintanilla y Christian Sánchez abandonan la cancha de Opico tras ser goleados ayer 6-1 por Juventud Independiente.

Humillados. Eliseo Quintanilla y Christian Sánchez abandonan la cancha de Opico tras ser goleados ayer 6-1 por Juventud Independiente.

Pelea.  Con el triunfo de ayer ante Metapán, Juventud Independiente se aleja poco a poco de la zona de descenso.

Pelea. Con el triunfo de ayer ante Metapán, Juventud Independiente se aleja poco a poco de la zona de descenso.

Juvenil  El reservista de Juventud Independiente Juan Carlos Portillo (derecha) aportó buena cuota en la victoria ante Metapán.

Juvenil El reservista de Juventud Independiente Juan Carlos Portillo (derecha) aportó buena cuota en la victoria ante Metapán.

Campeón solo de nombre

Campeón solo de nombre

Enlace copiado
No solo fue la goleada, sino que también el baile. Por lo que le ocurrió ayer en San Juan Opico, resulta difícil creer que Metapán sea el último monarca en el fútbol nacional. Y no fue una mala tarde: fue una verdadera humillación al campeón salvadoreño.

Al final del partido, el técnico del equipo jaguar, Edwin Portillo, optó por no hablar con los medios de comunicación que lo esperaron a la salida del camerino. Por su parte, su asistente Oswaldo Figueroa lanzó al aire la frase: “Hagan fiesta con el resultado de hoy”. Al fondo, había celebración con pólvora.

Ya camino al autobús, una aficionada de Opico le preguntó a Fidel Mondragón, portero de Metapán, en qué bolsa llevaría los seis goles que encajó ayer.

Y es que Metapán no funcionó y puso en duda su rendimiento futbolístico sin el uruguayo Paolo Suárez, quien se fue al balompié guatemalteco para jugar con Comunicaciones. Ayer se evidenció la “paolodependencia” en el plantel calero.

Quedó muy lejos aquella coordinación que mostró el plantel jaguar en certámenes anteriores. Con facilidad, el plantel calero pudo recibir más goles en contra. Al cierre del partido, el rival lo perdonó en un par de ocasiones.

Metapán se vio obligado a hacer ajustes en su esquema. Edwin Portillo tuvo que recurrir a Eliseo Quintanilla, quien apenas se unió al equipo jaguar hace cinco días. No hizo la pretemporada. Físicamente no está en forma. Lo pagó caro.

Por su parte, Juventud Independiente demostró que no será fácil como local. Lo que le hizo ayer al campeón se lo puede repetir a uno de los equipos con abolengo. Con su libreto de buen trato al balón, el plantel opicano pinta casi invencible en su reducto.

Juventud Independiente se vio bien cuado Óscar y Darwin Cerén tenían el balón. Cuando ambos jugadores no tienen la pelota el equipo de Opico se complica. Óscar metió en líos a los caleros por el flanco derecho. Hizo pasar apuros a Alfredo Pacheco, capitán del cuadro de Metapán, y fue quien inició la jugada para el tanto con que se abrió el marcador. Al minuto 21 metió un servicio medido para que llegara el juvenil Juan Carlos Portillo para vencer al portero calero Fidel Mondragón.

Después del primer gol, el equipo opicano tomó confianza, siempre con los hermanos Cerén con la batuta. A ellos se unió el mismo Portillo.

El segundo gol no tardó en llegar. Al minuto 34 el colombiano Mario Abadía puso el 2-0 con toque de cabeza. Óscar Cerén le envió un centro medido al cafetero.

Para el complemento Juventud Independiente no bajó la intensidad. Óscar Cerén puso el 3-0 al '51. Dos minutos después, Nicolás Muñoz descontó para los caleros. Pero solo fue un intento de reacción, porque al '55 Alexander Campos aumentó la cuenta a 4-1 a favor de los opicanos. A cinco minutos del final, Darwin Cerén aumentó la cuenta en la pizarra con el 5-1. Al '88, cerró con broche de oro el delantero nacional Irving Valdez, para el lapidario 6-1.

Tags:

  • Juventud
  • Metapan
  • Opico
  • LMF

Lee también

Comentarios