Cierre mágico

El Show Aéreo lopango 2016 ofreció diversión en tierra y aire.
Enlace copiado
Cierre mágico

Cierre mágico

Cierre mágico

Cierre mágico

Enlace copiado
La precisión del equipo AeroDynamix, la pirotecnia de Richard Gibson, la osadía de la estadounidense Melissa Pemberton y la destreza del peruano Micho Velickovich marcaron el cierre del Show Aéreo Ilopango 2016, denominado en esta ocasión “Magia en el aire”.

El equipo AeroDynamix conformado por los estadounidenses Robert Gibbons, Michael Stewart, Danny Kight y John Hornbeck fue la novedad en las dos jornadas, en las que fascinó con su vuelo en formación a gran velocidad y maniobras de mucha precisión que los certificaron como un equipo de primer nivel en el aire.

“Estamos muy contentos de estar por primera en El Salvador, con todo el equipo. Tratamos de ofrecer un show muy dinámico al público, volamos cuatro aviones, hacemos acrobacia con muchas combinaciones de mucha precisión”, explicó Robert Gibbons, expiloto de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, entidad a la que perteneció durante 26 años.

De nuevo elevó al máximo la adrenalina, también, la participación de la estadounidense Melissa Pemberton, con su acrobacia personalizada del corte de la cinta, que esta vez hizo con su avión Edge 540 de cabeza.

No pasó desapercibido para el público la participación del peruano Micho Velickovich y su avión Giles 202, con el cual realizó acrobacias como el famoso ocho cubano.

Fue un espectáculo diverso que también permitió ver los aviones clásicos, entre estos el Douglas C47 piloteado por Tito Gutiérrez, que fue como el entremés antes de la apertura del programa oficial que inauguró Mónica Fuentes con el salto en paracaídas y respectivo descenso al son del himno nacional.

“Otra vez hice el salto oficial con la bandera, soy la primera mujer en darle apertura al show y he roto el paradigma de que el paracaídismo es solo para hombres. Estoy orgullosa y contenta”, dijo Fuentes, quien suma 350 saltos en ocho años de prácticas, y es la primera paracaidista mujer y civil en hacer la apertura del espectáculo civil aéreo.

Por los pilotos salvadoreños recibió elogios el capitán Carlos Dárdano y su nave Christen Eagle, con la que hizo maniobras de mucha exigencia como “al filo de la navaja”. Igual sensación generó Eduardo Poma, presidente del comité organizador, al volar con su avión Fouga.

Lee también

Comentarios

Newsletter