Cocinero en Estados Unidos

Disputó el mundial de Dubái 2009, pero dejó el país y ahora trabaja en el restaurante Margarita's Boston.
Enlace copiado
Playa. Israel Garay fue parte de la selección de playa después de ser observado en una visoría.

Playa. Israel Garay fue parte de la selección de playa después de ser observado en una visoría.

Cocina. Israel Garay trabaja como cocinero en el restaurante Margaritas's Boston, de EUA.

Cocina. Israel Garay trabaja como cocinero en el restaurante Margaritas's Boston, de EUA.

Cocinero en Estados Unidos

Cocinero en Estados Unidos

Enlace copiado
El primer mundial en el que la Azul participó en la modalidad de fútbol playa fue Marsella 2008. En esa ocasión, Israel Garay lo vio por la televisión y quedó fascinado con la historia de salvadoreños, en su mayoría originarios de la costa, que captaban la atención de todo el país.

Al año siguiente ingresó a la lista del entrenador Rudis Gallo durante las visorías para reforzar a la Azul con miras a la participación del segundo mundial, luego de quedar campeones en el torneo de CONCACAF. Los nombres de Garay y del entonces novato Frank Velásquez eran los debutantes del certamen en Dubái.

“Estar en la selección es de lo mejor que me ha pasado. Éramos una familia, todos nos cuidábamos”, recordó Garay, mientras hizo una pausa en su trabajo en Boston, Massachusetts.

“Aún recuerdo el gol que le hice a España y lloré. Se iban cumpliendo mis metas y estaba agradecido con Dios. No podía imaginar cómo una persona como yo, con escasos recursos, estaba en un país bello como Dubái, representando a mi país. Fue extraordinario”, agregó.

Sin embargo, en esta historia también hay un “pero”. Al regresar de Dubái y tener una maleta llena de metas por cumplir, todo se derrumbó y tuvo que salir del país. La situación delincuencial lo obligó a buscar otras fronteras y cuando tenía 22 años, “sí, tenía todo un futuro por delante”, comentó, tuvo que emigrar a Estados Unidos.

Sin dudarlo armó su maleta y tomó lo que pudo. Con fuerte abrazo, se despidió de su familia de la playa El Tamarindo, en La Unión, tomando una difícil decisión.

Llegó a Boston, en donde el idioma comenzó a ser barrera “porque la mayoría de las personas hablan inglés”. No obstante, un grupo de latinoamericanos le ayudó.

“Comencé a ser cocinero. Ellos me enseñaron y desde entonces trabajo en el Margarita’s Boston”, un restaurante de comida mexicana aunque también cuenta con todo lo típico norteamericano.

“Mi mejor platillo son las fajitas (de pollo y res), aunque también los tacos me quedan muy bien. Eso sí, la mejor comida son las pupusas (ríe)”.

Hace dos años que el cuscatleco contrajo nupcias con una norteamericana, la cual “me ha ayudado mucho con el idioma”. Jade, el nombre de su esposa, ha sido un soporte en tierras estadounidenses.

Tags:

  • israel garay
  • futbol playa
  • premundial
  • concacaf

Lee también

Comentarios

Newsletter