Como en los viejos tiempos

Las extenistas salvadoreñas Miriam Cruz y Liz Cruz siguen haciendo equipo en Estados Unidos.
Enlace copiado
En la línea.  En Estados Unidos, Miriam Cruz ganó varios torneos de tenis femenino.

En la línea. En Estados Unidos, Miriam Cruz ganó varios torneos de tenis femenino.

Hermanas. Las hermanas gemelas Miriam y Liz Cruz representaron a El Salvador en Juegos Centroamericanos, Copa Fed y torneos ITF. Hoy residen en Estados Unidos, donde combinan juegos de tenis y pádel.

Hermanas. Las hermanas gemelas Miriam y Liz Cruz representaron a El Salvador en Juegos Centroamericanos, Copa Fed y torneos ITF. Hoy residen en Estados Unidos, donde combinan juegos de tenis y pádel.

Como en los viejos tiempos

Como en los viejos tiempos

Enlace copiado
Las hermanas Miriam y Liz Cruz dejaron una huella importante en el tenis salvadoreño. Junto con Ivón Rodezno y Ana Gloria Osorio llevaron al equipo femenino nacional a ser parte del Grupo 1 Americano en la Fed Cup, por única vez, en 2002.

Ese boleto se alcanzó en Cuba y el recuerdo todavía se mantiene fresco en la mente de las chicas que hoy día residen en Estados Unidos y que tienen ya entre sus metas cumplidas el haber alcanzado el título universitario.

Al hablar de su etapa de tenistas las mellizas Cruz no dudan en señalar que es gracias al deporte que pueden hoy en día disfrutar de los éxitos conseguidos, aunque todavía se vienen más, según cuentan, pues no quieren parar.

Para ninguna de las dos el deporte ha dejado de ser un aliado en su estilo de vida. Por el contrario, sigue siendo una parte importante. Tanto que siguen unidas a él, aunque en diferentes perspectivas.

En el caso de Liz, todavía está conectada al deporte blanco, pues sigue dando clases en Connecticut (donde hoy vive y trabaja), pero también se ha enfocado en una disciplina muy similar: el pádel.

Desde 2011 la mayor de las hermanas (por 10 minutos) se sumergió en esta modalidad que tiene muchas semejanzas con el tenis, aunque se disputa en un espacio más reducido y es solo en parejas, pero también combina algunos aspectos del squash, como el poder utilizar las paredes durante el juego.

“Es muy divertido y es más social”, cuenta la jugadora, que además tiene el patrocinio de una reconocida marca internacional para sus implementos.

Por azares del destino Liz e Ivón Rodezno volvieron a reencontrarse y hoy día conforman la pareja que se encuentra ubicada en la posición cuatro (de 128) del ranking de la American Platform Tennis Association, con 130 puntos, a 30 de la pareja que lidera la clasificación: Ana Brzova y Viktoria Stoklasova.

“Ella (Ivón) ha vivido en Connecticut más años que yo. Cuando a mí me ofrecieron el trabajo en Connecticut, le conté y lo gracioso es que ella vivía a 10 minutos de donde yo trabajaba. Ella no jugaba pádel y por mí es que empezó a jugar. Le pregunté si quería hacer pareja conmigo y comenzamos hace año y medio a jugar juntas. Ya ganamos un torneo (el Long Island Invitational)”, contó Liz Cruz, quien en su récord personal tiene ya cuatro títulos en esta modalidad.

Miriam, por su parte, comienza a dar sus primeros pasos en el pádel, aunque se ha mantenido ligada al tenis como instructora, al punto de haber formado parte del equipo de Stefano Capriatti, padre de la extenista profesional Jennifer Capriatti, ganadora de tres títulos de Grand Slam a inicios de la década pasada, además de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Liz también estuvo en el equipo técnico, pero con menos tiempo.

La oportunidad para ambas llegó mientras eran estudiantes universitarias y alguien les comentó que estaban buscando jugadoras de tenis porque estaba entrenando un prospecto tenístico.

“Yo trabajé con él del 2008 hasta 2013. Estuve viajando con una chica australiana (Steffanie Kukas) que quiso ser profesional de tenis. Pero lamentablemente tuvo una lesión fuerte”, rememoró la menor de las hermanas.

Pero el reto propuesto por Miriam es disputar algunos torneos de pádel “y poder destacarme en ese deporte también”, confirma la tenista, que espera seguir y de ser posible igualar los logros ya conseguidos por su hermana mayor.

De aquellos años con los colores nacionales en un campo de tenis ambas jugadoras solo tienen dos palabras para definirlos: “Lo mejor”.

Tags:

  • liz
  • cruz
  • mirian
  • rodezno
  • tenis
  • padel

Lee también

Comentarios

Newsletter