Lo más visto

Más de Deportes

Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un "hat-trick"

El encuentro comenzó con un juicio a José Mourinho, el técnico del Real Madrid, quien recibió un fuerte abucheo cuando anunciaron su nombre por la megafonía. Todo lo contrario ocurrió cuando se escuchó el nombre de Casillas, quien recibió una estruendosa ovación.
Enlace copiado
Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un

Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un "hat-trick"

Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un

Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un "hat-trick"

Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un

Cristiano resuelve el pase del Real Madrid en Copa con un "hat-trick"

Enlace copiado
El Real Madrid se clasificó hoy para los cuartos de final de la Copa del rey al vencer por 4-0 al Celta de Vigo con mayor sufrimiento del que sugiere el resultado y agarrado a un "hat-trick" de Cristiano Ronaldo.
 
El equipo blanco vivió una agonía para lograr la clasificación tras caer por 2-1 en la ida. Su juego sigue siendo deficiente, pero le quedan las individualidades de jugadores como Cristiano Ronaldo e Iker Casillas. Aunque no parecen demasiados motivos para satisfacer a una hinchada cada vez más enfadada.
 
El encuentro comenzó con un juicio a José Mourinho, el técnico del Real Madrid, quien recibió un fuerte abucheo cuando anunciaron su nombre por la megafonía. Todo lo contrario ocurrió cuando se escuchó el nombre de Casillas, quien recibió una estruendosa ovación.
 
Mourinho apenas salió del banquillo, pero cuando lo hizo se llevó fuertes abucheos.
 
Casillas regresó a la titularidad tras dos encuentros como suplente y respondió con un par de intervenciones decisivas en la segunda parte, paradas que contribuirán a seguir aumentando la polémica.
 
Y eso que el comienzo del partido del Real Madrid fue impecable. Agarrado a Cristiano Ronaldo, el equipo blanco se tomó el choque con gran seriedad y se fue al partido desde el inicio.
 
Contribuyó el Celta de Vigo, muy replegado, y su alineación, con Iago Aspas en el banquillo. Fue sorprendente la suplencia de la estrella del conjunto gallego.
 
El Real Madrid se adelantó a los dos minutos con un espectacular gol de Cristiano Ronaldo tras un lejanísimo disparo. Ayudó Sergio Alvarez, arquero del Celta, que reaccionó tarde al recorrido del balón.
 
El segundo tanto del Real Madrid llegó a los 24 minutos tras un gran pase de Luka Modric y un remate de Cristiano Ronaldo de primera. Entonces, muchos dieron la eliminatoria por terminada.
 
Pero nada de eso ocurrió. Al contrario, el Real Madrid fue desinflándose un poco más cada minuto hasta situarse contra las cuerdas.
 
El Real Madrid se quedó con 10 jugadores a los 73 minutos por la expulsión de Sergio Ramos y se preparó para sufrir. Para entonces, el Celta de Vigo dominaba ya con Aspas en el campo.
 
Fue entonces cuando Casillas realizó una portentosa parada a disparo de Augusto que propició un nuevo clamor para el arquero.
 
Y cuando peor lo pasaba el Real Madrid, apareció Cristiano Ronaldo para completar su "hat-trick". A tres minutos del final, Gonzalo Higuaín lanzó el contraataque y el portugués llegó desde atrás como una bala para decidir con un fuerte disparo abajo.
 
Sami Khedira completó la goleada en el descuento, un resultado que no refleja todo el sufrimiento del equipo blanco. Pero Cristiano Ronaldo siempre le hace la vida más fácil. Al Real Madrid le espera el Valencia en cuartos.
 
El Zaragoza sufrió menos para eliminar al Levante. Ganó por 1-0 en campo contrario en la ida y esta vez repitió triunfo en casa, esta vez por 2-0.
 
Zuculini adelantó al Zaragoza a los 23 minutos y todo fue más fácil a partir del minuto 59, cuando el Levante se quedó con 10 jugadores por la expulsión de Héctor Rodas tras una brutal entrada. Un minuto después llegó el tanto de la sentencia, obra de Montañés.
 
Por otro lado, el Sevilla pasó a los cuartos de final a pesar de perder en casa por 2-1 ante el Mallorca, suficiente tras su victoria 5-0 en la ida.
 
El Sevilla se adelantó a los 21 minutos con un gol de Manu del Moral en una jugada muy protestada por los visitantes, que reclamaron fuera de juego.
 
El conjunto andaluz perdió una buena ocasión de divertir a su hinchada y fue el Mallorca el que puso más interés en la segunda mitad. Tanto que en la segunda mitad volteó el marcador con los goles de Brandon Thomas y Alfaro.
 
La afición local acabó coreando el nombre de Joaquín Caparrós, técnico visitante y con pasado en el Sevilla. Fue una forma de protestar contra el juego de su equipo y el trabajo de Míchel, su entrenador.

Tags:

Lee también

Comentarios