DIERON LA CARA

La sub-20 sacó adelante el debut en el premundial con un triunfo.
Enlace copiado
DIERON LA CARA

DIERON LA CARA

DIERON LA CARA

DIERON LA CARA

Enlace copiado
Ni cuevas ni monstruos. La sub-20 de El Salvador se metió ayer a la “Cueva del Monstruo” en Costa Rica y salió viva y con tres puntos en la bolsa. Buen inicio.

Con un fútbol práctico, con el balón al piso, el plantel salvadoreño se impuso por 1-0 a Costa Rica. El tanto del equipo salvadoreño llevó la firma de Roberto Domínguez al minuto 64. Aprovechó un cobro de Denilson Rosales para desviar el balón al portero costarricense Mario Sequeira y poner la sorpresa en la jornada de ayer del premundial.

Con ese triunfo, el equipo salvadoreño tomó aire en el torneo y despejó algunas dudas sobre su funcionamiento. Sobre todo porque, a este torneo, el equipo llegó solo con dos juegos internacionales amistosos y con los problemas ventilados por el seleccionador Eduardo Lara, que protestó por no poder trabajar con el grupo completo en los 42 microciclos antes del certamen.

Pero ayer eso quedó de lado. Los jugadores del equipo salvadoreño entendieron que había que pararse sin complejos para quedarse con los primeros tres puntos. Ahora, mañana se viene el juego contra Bermudas y luego ante Trinidad y Tobago. Desde ya, Lara dijo que tiene los reportes del plantel caribeño. Pese a eso, el estratega aseguró que no está confiado y desde hoy comenzará a preparar el partido contra el primero de los dos caribeños.

Del juego

Costa Rica comenzó incisiva sobre el plantel salvadoreño. Le cerró todos los espacios para evitar que tuviera la pelota. El equipo salvadoreño tuvo que esforzarse para encontrarse con el balón y tener oportunidad de manejarlo.

Lo consiguió con el volante Fernando Castillo. Con el fasista, el plantel salvadoreño siempre fue hacia el frente por el sector izquierdo. Se acompañó bien con Denilson Rosales, Wálter Ayala, Marvin Márquez y Josué Rivera. Con esos jugadores, el plantel salvadoreño fue capaz de inquietar el arco de los ticos en un par de ocasiones.

Fue a partir del minuto 25 cuando el equipo salvadoreño pudo tener mejor proyección al arco de Sequeira. Generó algunas llegadas claras, pero para fortuna de los ticos no hubo suerte.

Sobre el final de la primera parte, Castillo desequilibró a la zaga tica, pero no hubo éxito.

En el segundo tiempo, Castillo mantenía la tónica y complicaba a los zagueros ticos. Junto a él aparecían Kevin Reyes y Chiguila. Mantenían ocupada a la zaga del anfitrión. Fue así como la historia sonrió a los cuscatlecos y apareció la jugada que desniveló las cosas.

Al 64’ hubo éxito para el combinado nacional. Denilson Rosales mandó un toque cruzado que aprovechó Roberto Domínguez para peinar el balón y desubicar al portero de los ticos. Fue un gol que congeló a los de casa en una tarde fría en San Juan de Tibás.

Ese gol del equipo salvadoreño desesperó más a Costa Rica. Tanto así que Esteban González se fue expulsado a 10 minutos del final, por doble amarilla. Eso generó más preocupación en Marcelo Herrera, técnico de Costa Rica. El timonel argentino no se sentó en los 95 minutos que hubo que jugar.

En los cinco minutos de reposición que dio el árbitro estadounidense Ismail Eifath, Costa Rica no aprovechó y El Salvador dio un paso importante en su idea de clasificar por segunda vez a un mundial juvenil.

Lee también

Comentarios

Newsletter