Lo más visto

Más de Deportes

Darío Calvo, el ex Boca Juniors que pasó por El Salvador

Desde Argentina, en labores externas al balompié, el exvolante gaucho recordó su paso por las filas del extinto San Salvador. Antes de eso, trajo a cuenta que en el equipo xeneize tuvo como compañeros a Diego Maradona, Claudio Caniggia, Juan Román Riquelme, Martín Palermo, el colombiano Jorge "Patrón" Bermúdez y otros.

Enlace copiado
Darío Calvo posa con Claudio Paul Caniggia en su etapa con Boca Juniors. / Foto: cortesía.

Darío Calvo posa con Claudio Paul Caniggia en su etapa con Boca Juniors. / Foto: cortesía.

Enlace copiado

Desde 1995 hasta 1998, Dario Calvo formó parte del primer equipo de Boca Juniors, uno de los de mayor renombre del fútbol argentino a escala mundial. En su primer torneo tuvo muchas oportunidades que le garantizaron una continuidad en el equipo xeneize. En ese plantel fue arropado por Diego Maradona, Claudio Caniggia, Juan Román Riquelme, Martín Palermo, Jorge Patrón Bermúdez y otros. No tiene quejas en ese sentido, se rozó con la elite del plantel azul y oro.

"Fue maravilloso pertenecer a Boca Juniors. Llegar a ese equipo fue un sueño que con tanto sacrificio y esfuerzo venía tratando de cumplir desde chico junto a mi familia", recuerda Calvo, desde Argentina, en plática con EL GRÁFICO

Ahora, el volante que tiene 42 años de edad recordó su paso en 2008 por San Salvador, equipo que ya no existe en el fútbol salvadoreño. Ese plantel se fue a pique en lo financiero y su proyecto se les esfumó a los hermanos Marco y Roberto Flores . Los metropolitanos dejaron más deudas que honores. Pero entre todo eso resalta en su historia el paso de Calvo, un ex xeneize. 

"Comenzaba el 2008 y entre todas las posibilidades que tenía para jugar elegí ir a San Salvador, Acepté ese desafío", dijo el exvolante gaucho, quien luego de estar en Boca Juniors había tenido un paso por el balompié griego y boliviano.

Sin pensarlo mucho, Calvo emprendió viaje a tierras cuscatlecas. Ese San Salvador dirigido por Eraldo Correia y Oscar Benítez lo esperaban en la cancha del estadio Cuscatlán. El gaucho entró sin miedo en un fútbol que era diferente a los que él había visto de cerca antes. Pero puso buena cara.  Hasta hoy no tiene quejas de las personas con las que compartió, pero sí indicó que en lo futbolístico se quedó a medias con las expectativas.

"Mi paso por El Salvador, en lo personal,  fue bueno. Conocí personas con las que pude entablar amistad. Pero en lo futbolístico no fue bueno, no fue como yo lo hubiera querido. Destaco a todo el plantel de San Salvador con el que pude compartir", dijo el excompañero de equipo de Maradona y Caniggia.

Luego, actualmente, Calvo dijo que sigue ligado al equipo bostero, pero ahora con los veteranos. Cada vez que puedo, es decir que mi trabajo me lo permite, voy a jugar con el senior de Boca. De vez en cuando juego un poquito", dijo el exvolante a EL GRÁFICO.

Darío Calvo posa con Pepe Basualdo. Los dos son del equipo Boca Juniors Seniors. / Foto: cortesía. 

 Lesión y despedida

Calvo, quien ahora trabaja fuera del fútbol en Argentina, trajo a cuenta esa lesión de rodilla que lo marginó del torneo en curso en las filas de San Salvador. El gaucho fue operado en el país y luego debió volver a tierras argentinas para su recuperación. Fue todo en su carrera futbolística profesional, porque en su currículo ya no hubo más registros de clubes integrados luego de militar con el plantel pantera.

"En un juego en el estadio Cuscatlán tuve una lesión de meniscos, en rodilla derecha. Eso me impidió que pudiera seguir y ayudar al equipo, a mis compañeros. Le agradezco por toda la ayuda recibida a Francisco Milla (exjugador de San Salvador) y a su padre", dijo Calvo , quien accedió a hablar con EL GRÁFICO de su efímero paso por el balompié cuscatleco.  

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines