Lo más visto

Más de Deportes

De la racha al bache

El Real Madrid perdió de nuevo, esta vez en la Copa frente al Celta.
Enlace copiado
Problema. Real Madrid perdió su segundo partido seguido y quedó contra las cuerdas en la copa.

Problema. Real Madrid perdió su segundo partido seguido y quedó contra las cuerdas en la copa.

De la racha al bache

De la racha al bache

Enlace copiado
El Real Madrid quedó ayer contra las cuerdas en la Copa del Rey, al perder en casa por 2-1 ante un Celta de Vigo absolutamente brillante en la contención y dañino en las transiciones.

Iago Aspas fue la gran estrella del encuentro, ida de los cuartos de final del torneo, al marcar el primer gol visitante y dar la asistencia del segundo, anotado por Jonny, que superó finalmente el tanto anotado poco antes por Marcelo para el Real Madrid. 

Tras 40 partidos consecutivos sin perder, el conjunto de Zinedine Zidane sumó dos derrotas seguidas. Si el domingo cayó 2-1 ante el Sevilla, ayer repitió el mismo resultado, aunque esta vez en casa y en la Copa del Rey, que es todavía peor, pues está al borde del nocaut en una competición que ansía.

El Real Madrid hizo muchas cosas lo suficientemente buenas como para llegar al descanso con ventaja, pero entre ellas no estuvo el gol. El Celta propuso una magnífica presión, tan ordenada como dañina, y exigió mucho a su rival.

El Real Madrid siempre quiso sacar jugado el balón, a pesar de los riesgos, y el Celta tampoco renuncio a buscar el área enemiga con transiciones más rápidas que las de su rival.

El equipo anfitrión comenzó la segunda parte con brío, pero todo se enfrió con la lesión de Marco Asensio. Tardó el encuentro en recuperar ritmo y lo hizo con el primer gol del Celta. Lo anotó Iago Aspas a los 64 minutos, tras una buena contra y un mal despeje de Marcelo.

El choque se agitó y el Real Madrid igualó a los 69 minutos, con una volea de Marcelo, cuando el Celta había elegido refugiarse. Pero solo tardó un minuto en recuperarse. Lucas Vázquez perdió un balón en zona prohibida, Aspas asistió y Jonny marcó con clase delante de Kiko Casilla, que jugó en lugar del tico Keylor Navas.

Fue un tanto que heló definitivamente al Santiago Bernabéu. El Celta salió muy fortalecido de ese intercambio de goles y el Real Madrid acusó notablemente el segundo golpe de la visita tan pronto.

El equipo local lo intentó todo hasta el final, pero no era su noche. En muchas otras ocasiones necesitó mucho menos para no perder un partido, pero esta vez le abandonó su capacidad para definir. Y, por supuesto, delante tuvo a un equipo brillante, con el indiscutible sello de Eduardo Berizzo, su entrenador.

Así, el Celta está cerca de repetir semifinales de Copa por segundo año consecutivo y dejar fuera a uno de los grandes favoritos del torneo.

Lee también

Comentarios