Lo más visto

Más de Deportes

De nada, México

Honduras clasificó a Brasil. México recibió un favor gringo y jugará repesca.
Enlace copiado
Sin favores.  Panamá dejó escapar la victoria en casa ante Estados Unidos y permitió que México, que cayó ante Costa Rica, se quedara con la posibilidad de disputar el repechaje ante Nueva Zelanda.

Sin favores. Panamá dejó escapar la victoria en casa ante Estados Unidos y permitió que México, que cayó ante Costa Rica, se quedara con la posibilidad de disputar el repechaje ante Nueva Zelanda.

Sin miedo. Costa Rica se paró bien en el Nacional de San José y logró derrotar 2-1 a México, cerrando en el segundo lugar la hexagonal de CONCACAF rumbo a Brasil 2014.

Sin miedo. Costa Rica se paró bien en el Nacional de San José y logró derrotar 2-1 a México, cerrando en el segundo lugar la hexagonal de CONCACAF rumbo a Brasil 2014.

Milagro.  México sobrevivió en la carrera para llegar a Brasil 2014 gracias a un milagro: perdieron ante Costa Rica, pero Estados Unidos venció a Panamá.

Milagro. México sobrevivió en la carrera para llegar a Brasil 2014 gracias a un milagro: perdieron ante Costa Rica, pero Estados Unidos venció a Panamá.

De nada, México

De nada, México

Enlace copiado
Decían que México iría al mundial caminando y ayer, al finalizar la hexagonal de CONCACAF, en realidad “el Tri” la terminó caminando. Pero sin el boleto. No pletórica de soberbia porque aún no está en Brasil 2014, sino humillada por una nueva derrota –cayó ante Costa Rica– y sigue con esperanzas de ir al mundial porque Estados Unidos le hizo el favor de apartar a Panamá del camino.

Los aztecas estaban fuera del mundial. Caían en suelo centroamericano, Javier Hernández era el retrato de la muerte en el banquillo, Vucetich casi ahogado en su falta de aire por la inminente eliminación, y Panamá derrotaba a Estados Unidos a unos kilómetros, en el Rommel Fernández.

Sin embargo, así como en la hexagonal 2009, los gringos demostraron que ellos no le hacen favores absolutamente a nadie. Para el anterior mundial fueron los jueces que dictaron la casi eliminación de Costa Rica, con un gol en tiempo agregado que mandó a los ticos a jugar la repesca que luego perdieron ante Uruguay.

Ayer, en ese mismo tiempo de descuento los de las barras y las estrellas anotaron dos goles con que remontaron el partido y dejaron a Panamá en silencio total. Fúnebre. Ellos, los canaleros que durante 90 minutos hicieron el mérito de alcanzar la repesca, quedaron fuera; y México, que durante 90 hizo lo suficiente y hasta de sobra para demostrar que no merecía seguir en carrera, está con vida.

Se jugaron tres partidos pero en verdad la emoción se concentró en dos de ellos. Se suponía que México buscaría el triunfo y esperaría el tropiezo de Honduras en Kingston, pero lo que pasó fue que la “H” demostró que ellos sí son mundialistas por talento y desde el mismo primer minuto de su juego en el Caribe dejaron claro que no sufrirían ese tropiezo.

Así, apenas un minuto tardaron en abrir la pizarra, cuando Carlo Costly anotó el 1-0. Dos minutos después, para su mala fortuna, Jorge Claros anotó en su propia puerta y puso las cosas 1-1. Sin embargo, ese 1-1, esa igualdad, esas tablas bastaban y sobraban para que los pupilos de Luis Fernando Suárez se metieran al mundial. Tomaron ventaja luego y les volvieron a empatar pero ya estaba sentenciado: Honduras era mundialista.

El drama méxico-panameño

La verdadera emoción se vivió en Centroamérica. Gabriel Torres puso a ganar a Panamá sobre el minuto 18 de encuentro y tenían la mitad del milagro hecho, les faltaba que los ticos sacaran ventaja.

Eso fue lo que pasó en el 26, cuando Bryan Ruiz se inventó un jugadón en el área azteca con globito y volea incluida, y sacudió las redes y los corazones mexicanos. Pero apenas tres minutos después, Oribe Peralta empató las cosas y hacía inservible el esfuerzo panameño en el Rommel.

Pero los ticos estaban claros en su empresa. Al 64, Saborío los volvió a poner en ventaja y ponía el boleto al repechaje otra vez en manos canaleras, pero solo para que un minuto después Orozco igualara en Panamá y este volviera a mexicanas.

Los restantes 24 minutos fueron una montaña rusa, un colofón al año de sufrimiento y de suerte del fútbol mexicano en 2013. Jugar y no hacer, perder y no aprender, ganar y no merecer. Panamá se lanzó en búsqueda del milagro para no tener que esperar otros cuatro años y lo alcanzó al minuto 83, cuando Luis Tejada reventó las redes gringas y las gargantas canaleras con un tanto que dejaba a México primero en shock y después contra las cuerdas: tenían siete minutos para empatar o siete minutos para que Estados Unidos les hiciera el favor.

Quedó claro que lo más probable y más fácil era lo segundo. “El Tri” se volvió un zombie sobre el campo del Nacional de San José. Caminó con la pelota de un lado a otro, como perdido a la suerte de su destino, sin atinar a crear una jugada de peligro clara.

Y se llegó el tiempo extra. Cuatro en Costa Rica y cuatro en Panamá. Los de San José eran para enterrar a México, porque no tenía nada para cambiar la historia. Los de Panamá eran para encumbrar a los canaleros. Sin embargo, pasó lo que (no) tenía que pasar: al 90+2, Graham Suzi prendió un cabezazo que dejó parado a Jaime Penedo y sacó a Panamá del repechaje.

Herido, golpeado, Panamá todavía recibió el castigo de otro tanto. Aron Johansson encontró espacio y sacó un remate que consumó la remontada y dejó la pizarra en 2-3 a favor de los gringos y con el nudo en todas las gargantas de los panameños, nunca tan cerca del mundial o de la repesca como ayer.

Y en San José, de la pasmosidad mexicana de no tener nada al alivio de seguir vivos. Perdieron pero Estados Unidos les hizo el favor. Lo dijo la US Soccer en su cuenta de Twitter: “De nada, México”.

Tags:

  • Mexico
  • repechaje
  • Nueva Zelanda
  • mundial
  • 2014
  • Panama

Lee también

Comentarios