Lo más visto

Más de Deportes

Del descenso al liderato: el salto de Kevin Santamaría

Kevin Santamaría anotó el gol de la victoria del Santa Tecla ante FAS, pero hasta hace un par de meses su vida era distinta.

 

Enlace copiado
Del descenso al liderato: el salto de Kevin Santamaría

Del descenso al liderato: el salto de Kevin Santamaría

Enlace copiado

Hace tres meses Kevin Santamaría vivía la agonía del descenso con el Suchitepéquez de Guatemala. La parte financiera no era la mejor y el equipo venado se fue a la liga inmediata inferior en el balompié chapín. 

Santamaría sentía un aprecio especial por el Suchitepéquez porque fue el equipo que le abrió las puertas, luego de pagar una sanción de dos años por temas de dopaje. El cuscatleco dió lo mejor de sí, pero no le alcanzó para salvar a los de Mazatenango.

Pero ahora, en el segundo semestre de 2018, todo es diferente para el volante. Ha aportado goles al Santa Tecla y saborea las mieles del liderato. 


¿Cómo va su adaptación en Santa Tecla?

Partido a partido voy agarrando ritmo. Los partidos son diferentes y son diferentes los rendimientos. Cada día me siento mejor, más  cómodo, con más confianza. Estoy anotando, que quiérase o no es una virtud que tengo, pese a que juego de volante. Lo importante es ayudar al equipo. Vamos en crecimiento. Eso es bueno para el grupo

¿El gol es un extra que le da a los tecleños?

Pese a ser un volante, trato de anotar y dar asistencias. Puedo ayudar mucho al equipo en ese sentido. Se me están dando los goles y queda seguir trabajando con la tranquilidad que he tenido. No bajar los brazos ha sido importante para llegar a lo que estoy  haciendo. Sé que falta mucho para llegar al nivel que puedo llegar. Sé que puedo dar mucho más.

En el primer semestre de 2018 le tocó luchar por la permanecia en Guatemala y ahora está en otra realidad, como líder con Santa Tecla...

Las vueltas del fútbol son así. Uno lo que tiene que hacer es trabajar con humildad. Nunca se debe perder la fe en Dios. Dios es clave en esta carrera, porque se viven momentos difíciles. 

Supimos que fue complicado para usted su último paso por el Suchitepéquez, ¿qué tanto lo fue? 

En el semestre anterior fue complicado desde lo anímico y deportivo por todo lo que vivimos en Suchitepéquez, después de descender. Pero también hubo problemas en lo económico. Cobré un mes nada más de los cinco que debía cobrar. Por decirlo así, jugué de gratis. 
Ahora, gracias a Dios, estoy en un equipo en el que lo económico lo llevan bien. El fútbol cambia de un día para otro. El fútbol es así de lindo. En un momento estás sin que nadie te vuelva a ver y en otro estás que salís en todos lados.

¿Ya entendió lo que quiere el técnico Cristian Díaz de usted en el terreno de juego?

Sí. Uno como jugador trata de entender lo más rápido posible, pero yo sabía que no estaba al 100 por ciento en el trabajo físico que el técnico quería. He tratado de ser persistente, de luchar por lo que quiero. Pero lo más importante es ayudar al equipo, sentirme cómodo. En cada juego me voy sintiendo mejor.
 

Tags:

Lee también

Comentarios